Cannabis, Ciencia, Lifestyle, Medicinal

Aceite de cáñamo para tratar la psoriasis

La psoriasis es una enfermedad de la piel crónica, bastante dolorosa y sin posible tratamiento. Actualmente solo se puede controlar. El aceite de cáñamo alivia la piel y da consuelo a quienes tienen esta enfermedad.

¿Qué es la psoriasis?

Es una enfermedad cutánea difícil de tratar, inflamatoria, invasiva y crónica de la piel. Se manifiesta con manchas rojas cubiertas de escamas de color blanco. Esas escamas, no son mas que piel muerta, resultado de la epidermis.

En primer lugar la psoriasis se presenta cuando las células de la piel se regeneran, más rápido de lo normal. Este suceso se compone de piel muerta e inflamación, provocado por la incapacidad de la piel, ante las agresiones externas.

Sin embargo, su presencia se limita en lugares específicos como cuero cabelludo, pies y codos. Pocas veces se extiende en todo el cuerpo, algo difícil de comprender.

¿Cuál es la causa de su desarrollo?

Según la asociación de psoriasis de Francia, del 2 al 3% de la población mundial, con cifras estimadas el 1.5 y 3 millones tienen este padecimiento en ese país.

Sin embargo, aún se desconocen las causas, pero al parecer existen 2 principales factores.

  • Psoriasis genética: se transmite de generación en generación.
  • Psoriasis por factores ambientales: contaminación, estrés, tabaco, alcohol, ciertas drogas y/o tratamientos médicos (también podría detonarlo)

Actualmente, solo podemos decir que es un padecimiento crónico, que continuamente se desarrolla. Que al día de hoy no existe tratamiento, pero si podemos controlarlo.

Tratamiento y limitaciones

Para los pacientes que padecen esta enfermedad, viven en constante limitación. Tanto física como psicológica.

Física, porque la piel se tensa, les pica y en ocasiones les duele. Psicológica, porque tienen que lidiar con las personas, que constantemente los observan.

La piel seca se cae por todos lados y la sola idea de saber, que no va a desaparecer. Aprender a aceptar, comprender y sobrellevar la situación, para vivir con ello.

Actualmente los dermatólogos solo ofrecen tratamientos que consisten en aliviar solo los síntomas, en lugar de tratar la psoriasis. La mayoría de ellos se basan en cortisona, corticosteroides y alquitrán de los más comunes (cremas y ungüentos tópicos).

También existen tratamientos orales, que bajan la actividad del sistema inmunológico (inmunosupresores). Regulan la renovación de la piel (retinoides) o bloquean la acción de sustancias inmunitarias. En realidad, no son del todo las adecuadas.

Efectos secundarios debido a los tratamientos 

Corticosteroides tópicos: Los derivados de la cortisona deben aplicarse localmente todos los días. Pueden provocar enrojecimiento adicional o incluso adelgazamiento de la piel. Tampoco son adecuados en caso de inflamación.

Alquitrán: bloquea la multiplicación de las células de la piel, pero mancha la ropa y huele muy fuerte.

Inmunosupresores: pueden causar molestias, trastornos digestivos, problemas hepáticos. No se recomiendan para mujeres embarazadas o que deseen tener hijos.

Retinoides: resecan la piel y las mucosas y están prohibidas en el embarazo.

Por consiguiente, el principal problema es y será que estos tratamientos, son útiles para propiedades antiinflamatorias e inmunosupresoras. Debido a que solo ayudan a reducir el dolor y limitar su progresión; a las personas que sufren este padecimiento. Además, no es una cura y ocasiona efectos secundarios.

CBD, Aceite de cáñamo y psoriasis

El aceite de cáñamo con las múltiples propiedades que contiene, actúa como calmante sobre la piel. Y aparece como una solución, en la batalla contra la psoriasis. Permitiendo combinarlo con los tratamientos convencionales, para disminuir los efectos no deseados.

Un estudio en 2009, realizado en conjunto por investigadores estadounidenses y húngaros, destacaron el papel de un sistema endocannabinoide (SEC) cutáneo:

“Parece que la función fisiológica principal de la SEC cutánea es controlar constitutivamente la proliferación. Diferenciación y supervivencia adecuadas y equilibradas. Así como la competencia y tolerancias inmunitarias, de las células de la piel. “

Como resultado, el estudio revela que, si logramos actuar en esta SEC. Potencialmente para controlar la inflamación de la piel y la regeneración celular. Así mismo para controlar la aparición de padecimientos como la psoriasis, acné, dermatitis y otras lesiones cutáneas.

Finalmente, el aceite de CBD jugará un papel muy importante. Pero así mismo, requiere todavía varios estudios para determinar un protocolo y la dosis correcta.

El aceite de cáñamo y sus beneficios para la piel, que podemos disfrutar:

  • Regenera,
  • Antioxidante,
  • Anti- inflamatorio,
  • Hidrata,
  • Calmante.

Hoy por hoy, el aceite de cáñamo se puede consumir oralmente, como suplemento alimenticio. Sus ácidos grasos y antioxidantes. Ayudan al organismo a luchar contra los ataques externos y la multiplicación de la psoriasis. Es apropiado para dar masaje e hidratar las zonas adoloridas, aplicándolo con cuidado en la piel.

Puede que el aceite de cáñamo no sea una cura milagrosa, para las personas que sufren de psoriasis. Y mucho menos se pretende reemplazar los tratamientos convencionales.

Sin embargo, podría ayudar a sobrellevar los efectos secundarios. Que tienen que soportar a diario las personas, que padecen esta enfermedad. Aportando confort físico y psicológico.

Fuente: cbdnoticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *