Cannabis, Ciencia, Medicinal, Salud

Alternativa para aliviar el eccema con CBD

Hace unos treinta años, el eccema preocupaba del 3 al 5% de los niños pequeños. Hoy en día, la situación en jóvenes afectados, por esta enfermedad de la piel se ha disparado.

Desestabilizante alérgico

Se debe a una situación de genética que puede desencadenar brotes, pero también a un entorno cada vez más alergénico. Puede que estén vinculados a la contaminación (especialmente a los automóviles) o al polen de plantas exóticas a las que estamos menos familiarizados.

El estrés también es un factor detonante. Por lo tanto, casi todo nuestro entorno es el ideal para el desarrollo del eccema. Pero los tratamientos siguen siendo aislados y, con más frecuencia, consisten en apaciguar los ataques que desestabiliza la reacción alérgica.

El aceite de cáñamo y las cremas de CBD ayudan a aliviar los problemas de eccema.

¿Qué es el eccema?

El eccema causa parches en la piel, por lo regular en articulaciones y yemas de los dedos.

Eczema, eczema atópico o dermatitis atópica en su versión larga, es un padecimiento inflamatorio crónico de la piel. Se hace acompañar de manchas rojas con prurito, evoluciona y se extiende con el tiempo. Muy incómodo para quienes lo presentan, afortunadamente no es contagioso.

Es más frecuente en los niños, a partir de los tres meses. El eczema atópico traduce un suelo genético, propicio para desencadenar reacciones alérgicas ambientales como: polen, pelo de perro o gato y ácaros en particular.

Cuando la reacción alérgica se presenta en la piel, toca ciertos alérgenos. Independientemente de la situación genética, se denomina eczema de contacto. Por tanto, una persona puede padecer de forma independiente, eccema atópico o eccema de contacto.

Síntomas frecuentes del eccema

Placas rojas: se presentan en la piel, por lo regular en la cara, el cuello, el cráneo y las articulaciones.

Comezón: (prurito).

Apariencia de pequeño vesículas: en la superficie de la piel, en ocasiones acompañadas de una burbuja cargada de líquido y costras.

En algunos casos: piel seca o despigmentación parcial.

Tipos de tratamiento

El mejor tratamiento preventivo, para el eccema. En primera instancia, es identificar los alérgenos involucrados. Una vez establecido, es necesario comprobar, si es posible desestabilizarlo. Para poder evitar la mayoría de sus síntomas.

Sin embargo, no es suficiente, ya que no siempre es posible. Y luego se debe redoblar el ingenio, para evitar nuevamente estar en contacto con dicho alérgeno.

En caso de un brote, existen diferentes tratamientos, que varían en particular, dependiendo de la extensión del eccema.

Por ejemplo: Antisépticos para evitar la sobreinfección, terapia local con corticosteroides, si los antisépticos no son suficientes.

En el caso de eccema atópico, solo los corticosteroides son efectivos para sosegar los brotes. Sin embargo, tienden a causar efectos secundarios, por ejemplo: causar reacciones cutáneas, alergias, problemas digestivos e incluso problemas endócrinos.

El CBD, por tanto, es una alternativa para los tratamientos convencionales, permitiendo recuperar la comodidad diaria. Sobre todo, libre de efectos secundarios, notorios y conocidos; por sus efectos calmantes y antiinflamatorios.

CBD para aliviar brotes

El cannabidiol en general y el aceite de cáñamo de CBD, en particular tienen una reputación para calmar problemas de la piel. Este en particular ayuda para combatir el acné, la psoriasis y la urticaria. De igual manera ayuda a prevenir e hidratar la piel. El CBD también es utilizado por la industria cosmética, para elaborar cremas antienvejecimiento.
Sin embargo, por las mismas razones, que alivia estas patologías, el CBD se puede aplicar tópicamente para aliviar los brotes del eccema. Por lo tanto, se recomienda utilizar ciertos productos de CBD: aceite de cáñamo y cremas ricas en cannabidiol.

Propiedades del aceite de cáñamo

El aceite de cáñamo es un antiinflamatorio natural. Aplicado suavemente a los parches de eczema, permite hidratar profundamente y reparar la piel dañada. Sus propiedades terapéuticas proporcionan alivio inmediato a la picazón. Así mismo sus propiedades antisépticas, protegen la piel de las amenazas externas. Limitando al mismo tiempo, nuevas hinchazones.

CBD en crema

De consistencia más gruesa, de fácil aplicación. Las cremas de CBD, también proporcionan hidratación profunda en la piel. Son menos grasosas y no manchan la ropa. Sobre todo, cuando el tiempo es limitado.

En el contenido específico del eccema, las cremas de CBD a menudo se combinan con cannabidiol y liposomas. Se trata de pequeñas bolsas de grasa, que aumentan la eficacia de la crema. Que permite una fácil transferencia de CBD en células, sin ninguna alteración.

¿Las cremas de CBD son adecuadas para los niños?

Este padecimiento se hace presente en adultos, pero es más común en los niños. Entonces surge la cuestión de, si tomar CBD o no en el caso de los niños. Hay pocos testimonios sobre los efectos a largo plazo de tomar CBD, aunque sin efectos secundarios notables no es conocido. Por lo tanto, no existe como tal peligro alguno. En el uso de una crema de CBD para un niño que padece eccema. Especialmente porque su aplicación actúa de manera local (solo en áreas afectadas), lo que frena la acción del cannabinoide en el resto del cuerpo.

Sin embargo, hay que tomar en cuenta que el CBD en Francia, no se considera un tratamiento. Y que existen riesgos, por muy pequeños que sean, al consumir medicamentos convencionales con el CBD.

Si está considerando el uso de cremas o aceite de cáñamo con CBD. En el tratamiento del eccema, tanto en niños como en adultos. Pero si se recomienda hablar con un profesional de la salud, médico de cabecera o dermatólogo de preferencia. Quien deberá evaluar la situación personal de cada paciente y podrá asesorarlo. De ser necesario, recomendará productos que se adapten a las necesidades y condición de cada paciente. Y de igual manera confirmar o no el interés de usar CBD.

Fuente: cbdnoticias