Cannabis, Cultivo, Lifestyle

Alternativa para el cultivo vegano de la cannabis

Muchas personas han cambiado su estilo de vida, al ser veganos y vegetarianos. Algunos son usuarios y cultivadores de la cannabis, y buscan cosechas con tratamientos 100% orgánicos. Por consiguiente, son muy respetuosos del reino animal, de los suelos sanos y los hongos.

Se pueden lograr buenas cosechas, sin necesidad de utilizar productos para la vida de los suelos. Que provengan de algún ser vivo.

En el cultivo orgánico, existen muchas alternativas regenerativas, para proteger el medio ambiente. Que minimizan las consecuencias, de las prácticas tradicionales agrícolas. Hablamos del cultivo vegano, que surge en estados unidos; en la horticultura en el año de 1940.

Historia del cultivo

La familia de horticultores, está integrada por Maye E Bruce, Rosa y Kenneth Dalziel O’Brien. Quienes demostraron, que, se podían lograr enormes cosechas y proteger los suelos. Sin necesidad de la explotación animal, pesticidas y herbicidas.

El método de cultivo vegano adoptó implementar, biopreparados a base de materias vegetales, con técnicas de macerados, fermentados, purines, decocciones y el aporte de ciertos minerales. Para la nutrición y el cuidado de las plantas.
De igual manera el uso de mantillos y coberturas vivas, con plantas similares. Para ampliar la biodiversidad en la zona de siembra, aportando más estructura y protegiendo la red trófica del suelo.

Expansión territorial

A medida que han pasado los años, el método de cultivo vegano. Se ha extendido, por todo el mundo. En 1996 en Reino Unido, se fundó la Vegan Organic Network. Uno de los proyectos, que difundió este método de cultivo. No solo en la práctica, sino también en la comunicación. Debido a que editaron la revista Growing Green International.

En el 2004, desde Vegan Organic Network fueron por más: establecieron las “Stockfree Organic Standards”, que son normas que certifican y avalan que no se utilizaron fertilizantes artificiales, ni de origen animal, ni herbicidas o pesticidas.

El cultivo vegano, empleado en la cannabis. Es más sincrónico, pero los resultados fueron tan prometedores. Que hoy forma parte del mercado europeo y estadounidense. Incluso se han hecho proyectos de cultivos y empresas de fertilizantes veganos para la cannabis. Tanto en Estados Unidos y otras partes del mundo.

Por ejemplo, en Argentina y Latinoamérica ya existe la primera tentativa de Cultivo Vegano Cannabis. Su principal objetivo, es demostrar que se puede cultivar sin utilizar productos de origen animal. Además, se vuelve una alternativa real, para quien decida hacerlo.

Objetivos y beneficios veganos

  • Primeramente, obtener cosechas de cannabis libres de fertilizantes, que provengan de residuos animales, sintéticos, herbicidas y pesticidas.
  • Cuidar todo ser vivo.
  • Proteger la salud de los suelos y promover la biodiversidad, de especies en donde se va a desarrollar el cultivo.
  • Los bioinsumos veganos asisten todos los nutrientes y microorganismos eficientes. Además, no dañan la vida del suelo y mejoran su apariencia. Así mismo, retienen el agua y la actividad microbiana.
  • Al sustituir los productos sintéticos como herbicidas, pesticidas y aceleradores químicos. Por abonos caseros veganos, como mantillos de diversas materias vegetales y coberturas vivas. Se sufraga contra el impacto ambiental, reduciendo las emisiones de CO2.
  • Esta técnica, promete plantas sanas y fuertes. La nutrición a base de materia vegetal, contribuye a la resistencia frente a plagas y enfermedades típicas del cultivo.
  • La nutrición vegana cohabita otro impacto en los terpenos de la cannabis, que son puntos claves en el efecto séquito. Al nutrir la planta solo con materia vegetal, el sabor, el aroma y color de un cogollo es diferente. Debido al método de cultivo vegano. A diferencia del cultivado con fertilizantes, a base de origen animal, mineral o químico.
  • El cultivo vegano de la cannabis, es 100 % orgánico, idóneo para uso terapéutico.
  • Minimiza costos en insumos.
  • Merma la basura en casa, origina la separación de residuos y el reciclaje. Para convertir parte de nuestros residuos, en una materia orgánica apta para el cultivo.

Fuente: revistathc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *