Cannabis, Ciencia, Latinoamerica

Argentina, laboratorio local desarrolla un extracto de CBD

Kanbis, así se llama el extracto de CBD que presenta hoy jueves el Laboratorio Elea. Según afirman desde la empresa farmacéutica, ya se iniciaría la distribución del fitofármaco.

Luego de importar el CDB aislado, el producto se elabora mediante procesos estandarizados íntegramente en la planta de Elea.

El laboratorio informó que ya cuenta con la aprobación del ANMAT en una planta industrial que cumple con los máximos estándares de calidad en materia de buenas prácticas de manufactura y control de medicamentos.

“En el caso de nuestro CBD farmacéutico, se genera un círculo virtuoso que lleva a la optimización del capital humano, desarrollo íntegramente argentino, sustitución de importaciones y menores salidas de divisas” destacó en un comunicado Eduardo Spitzer, Director Científico del Laboratorio Elea.

Más detalles sobre kanbis

El medicamento estará autorizado para la venta bajo receta archivada. Desde Elea destacan se podrá conseguirse a un precio que permitiría a las personas mantener sus tratamientos y habilitaría a los prestadores de salud a financiarlos. Los detalles respecto a los costos, serían anunciados el jueves 9 en una presentación oficial.

Hasta el momento, las formas de acceso reguladas al cannabis con fines medicinales incluyen el cultivo personal y el cultivo solidario a partir de la inscripción en el REPROCANN. Ese cultivo, permite a las personas hacer sus propios extractos. Además, según fuentes del ministerio de Salud, ya se estaría trabajando para permitir el cultivo colectivo.

Se continúan importando extractos a través de un trámite frente al ANMAT, pero a costos que pueden superar los 60mil pesos.

Por otro lado, aún se espera que el Senado finalmente apruebe el marco regulatorio que permita desarrollar la industria de la cannabis medicinal y del cañamo a nivel nacional en argentina. Esto permitiría impulsar la producción a nivel local, incluyendo en el proceso no sólo a capitales privados, sino también a Estados, así como a pequeños y medianos productores.

Fuente: revistathele