Latinoamerica

Argentina, piden crear un permiso para cultivar y usar Cannabis medicinal

Cámara de Diputados de Santa Fe; Argentina, avanzó con un nuevo proyecto para que las personas que usan o desean usar cannabis con fines terapéuticos puedan cultivar, cosechar y hacer aceites, entre otros productos. La comisión de Salud y Asistencia Social tomó el proyecto del bloque de Silvia Augsburger y Rubén Giustiniani y le dio el visto bueno. Ahora deberán analizarlo en la comisión de Asuntos Constitucionales y si sale, estará listo para el recinto digital, pero recinto al fin.

La iniciativa surgió porque la ley nacional de uso medicinal dejó muy pocos caminos para acceder al aceite y obligó a muchas familias a ir a la Justicia. Si bien está autorizado el uso pero los frasquitos que circulan son importados. No hay producción local y el trámite nacional excluye muchas enfermedades. Muchas personas recurren a un mercado paralelo y casero donde no se asegura efectos.
Cómo lo piensan

La iniciativa del bloque Augsburger y Giustiniani tiene cuatro artículos y de avanzar creará una autorización para sembrar, cultivar y guardar cannabis y sus derivados (aceites, tinturas, cremas, etc) a quienes tengan una recomendación médica. Quien la tenga evitará los entre cuatro y 15 años de prisión, más una multa, si la Policía toca su puerta y menciona la ley nacional 23.737.

Siempre según el texto del proyecto, la persona tendrá una certificación oficial del gobierno santafesino que la proteja. Ese papel será impreso por el Ministerio de Salud, la autoridad de aplicación, y tendrá que llevar registro de permisos, dar asesoramiento a quienes lo usan y facilitar el control de calidad de lo producido, algo que hace la UNR desde 2016 y podrían hacer más institutos de la provincia.

A resolver

En diálogo con El Ciudadano, la diputada que impulsó el proyecto adentro de la comisión, Agustina Donnet, explicó que el Ejecutivo provincial definirá cómo las personas se harán de las semillas para poder cultivar. Quizás el gobierno pida asistencia al Instituto Nacional de Semillas (Inase), ya involucrado en distintas iniciativas de cultivo de cannabis en Argentina.

El proyecto en la cámara baja salió con dictamen favorable y las firmas de Donnet, Silvia Ciancio, María Laura Corgniali, Paola Bravo, Ricardo Olivera, Pablo Pinotti, Marcelo González y la ex ministra de Ciencia, Érica Hynes, quien trabajó en los tres intentos del gobierno anterior de conseguir la autorización de Nación para que Santa Fe pueda producir cannabis medicinal.

La única legisladora en no acompañar con su firma el proyecto fue Natalia Armas Belavi. Ella es una de las cabezas de la lista Somos Vida y Familia, la que llevó a Amalia Granata a la Legislatura con 300 mil votos y más recientemente fue denunciada por un ex asesor porque le quitaban parte de su salario cada mes.
El anterior

El proyecto presentado sigue los pasos del que la ex diputada Alicia Gutiérrez había ingresado en 2018, casi al mismo tiempo que en Jujuy el entonces gobernador alineado con Macri, Gerardo Morales creaba la primera empresa estatal de cannabis de uso medicinal. En Santa Fe no hubo sinfonía, a pesar de haberles ofrecido un predio vigilado para cultivar; traer el aceite a granel y fraccionarlo; o recibir una donación de flores para producirlo en el LIF.

a iniciativa de Gutiérrez, que perdió estado parlamentario en diciembre, en simultáneo a su salida de la Legislatura, extendía la autorización a terceros en caso de ser necesario. Por ejemplo, a quien cosecha, produce y dona aceite para un familiar que la usa. Esa posibilidad, al menos en el texto actual, no está.

Para tener una referencia fresca, Uruguay tiene 8.120 personas autorizadas para cultivar y otras 4.675 que lo consiguen de clubes de siembra. Hay 158 espacios comunitarios, según el informe de febrero de Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA). Es poco si se compara con los 40.604 personas que están registrados para usar, sin especificar si es para terapias o para recreación, y lo consiguen de las farmacias. Igual, es su derecho. Quizás pronto lo sea acá, pero necesitará del acompañamiento de profesionales de la salud para dar vuelta una tendencia: en 2018 solo 22 de los 18 mil con matricula recetaron el aceite en Santa Fe.

Fuente: elciudadanoweb

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *