Cannabis, Salud

Cannabis mejora la salud de las abejas

Las abejas son unos insectos extremadamente sociales que viven en colonias que se establecen en forma de enjambres y en los que se organizan en una estricta jerarquía de tres rangos sociales: La abeja reina, los zánganos y las abejas obreras. Habitan en todos los continentes de la Tierra excepto en la Antártida, y se trata de uno de los insectos mas antiguos, del que se sabe, habitan nuestro planeta desde hace mas de 30 millones de años. Se conocen más de 20.000 subespecies distintas de abeja divididas en 7 familias reconocidas.

Las abejas son los insectos polinizadores por excelencia y tienen una función esencial para el equilibrio de la naturaleza,  ya que contribuyen activamente a la supervivencia de muchas especies de plantas que se reproducen gracias al transporte de polen que llevan a cabo estos pequeños animales al alimentarse del néctar de las flores. Muchas de estas plantas las usamos los seres humanos para producir algunos de nuestros alimentos. Viven una media de cinco años y no miden más de 1,5 centímetros.

Las abejas y la agricultura

Las abejas son fundamentales para la agricultura: de ellas depende el 90% de la producción mundial de alimentos. En los últimos años, las más prácticas medioambientales las pusieron en riesgo.

Pero hay esperanza: la cannabis podría mejorar su salud general y ayudar a su supervivencia.

Por esa razón avanzan las investigaciones científicas para prevenir su extinción, un proceso que se acelera exponencialmente por el uso de pesticidas y el desmonte de ecosistemas naturales.

Ya se había comprobado que los cultivos de cannabis ofrecen una opción nutricional que gracias a su floración tardía puede mejorar la manera en que estos insectos acumulan alimento para pasar el invierno.

Ahora se evaluó el efecto puntual en su salud y estado físico.

Estudio con cannabinoides

Científicos de Polonia realizaron un estudio donde incluyeron CBD y otros cannabinoides en la dieta de un grupo de abejas melíferas. Y concluyeron que los cannabinoides, además de ser beneficiosos para el metabolismo, refuerzan el sistema inmune natural de las abejas.

Los investigadores notaron un aumento en la concentración de proteínas del sistema inmune de las abejas, además de una mejora en el funcionamiento del metabolismo.

Las abejas fueron separadas en tres grupos: uno alimentado con agua y azúcar, un segundo grupo alimentado con jarabe de azúcar a las que agregaron tiritas de algodón empapadas en extracto de cáñamo y un tercer grupo que fue dosificado con una mezcla de jarabe y extracto.

Independientemente de la forma de administración, los investigadores registraron un aumento en la concentración de proteínas y una reducción de la proteasa, un marcador del sistema proteolítico que funciona como el sistema inmune de las abejas y otros insectos y les permite defenderse de parásitos y patógenos.

Los investigadores también notaron que la dieta con cannabis mejoraba el metabolismo de las abejas, permitiendo un crecimiento más rápido: las concentraciones de urea, que funciona como la sangre en los insectos y la glucosa, su principal alimento, fueron más altas en el grupo que fue dosificado con cannabis.

Si bien no se trata de una solución a un problema que tiene múltiples variables, es un enorme avance hacia la protección de una de las especies más importantes tanto para la economía como para la supervivencia humana.

Quizás con otra mirada sobre la planta la solución más práctica será que las abejas se dosifiquen solas de plantas que crecen libres.

Fuente: revistathc