Cannabis, Cultivo

Como conservar las flores cannabis por mucho tiempo

Cuantas veces hemos probado una flor que nos deleita y quisiéramos conservar por mucho tiempo, el día de hoy hablaremos de como lograrlo, si lo haces bien la cannabis puede conservarse durante bastante tiempo sin perder ninguna de sus características originales, en cambio si no tienes un cuidado adecuado, la cannabis puede perder su potencia muy rápido, para conseguir los mejores resultados este proceso debe iniciarse una vez que los cogollos estén completamente secos, justo al comenzar el curado.

La clorofila se descompone durante el proceso de curación esto le da mas “suavidad” al sabor, la potencia de los aromas se potencializa también. Debemos evitar las altas temperaturas, la luz y la humedad, por lo que debemos guardar la cannabis en un lugar seco, fresco y de preferencia oscuro,  de esto modo evitaremos que los cannabinoides y terpenos se degraden rápidamente

Cuanto tiempo se pueden conservar las flores

La cannabis bien conservada puede durar perfectamente entre uno y dos años sin perder su sabor, tal vez podría conservarse más tiempo pero en algún punto los cannabinoides se degradaran, al igual que los terpenos y lentamente perderá su potencia y sabor.

Una vez concluida la fase de curado, a los 6 meses se puede decir que tenemos los cogollos en mejores condiciones para consumirlos. Se pueden consumir mucho antes, pero como decimos, cada día que pase irán ganando en aromas, sabor y potencia.  Si tienes la paciencia y la cantidad adecuada podrás comprobarlo por ti mismo.

Como conservar marihuana después del secado

Una vez que el proceso de secado haya sido completado, comienza lo que conocemos como el curado. A veces los cogollos que consideramos que ya estan secos, al ser almacenados vuelven a parecer “humedos”, esto se debe a que la humedad que aún conservan en su interior que se traspasa al exterior. Recordemos que la humedad es un gran enemigo de un cogollo ya seco y pueden aparecer hongos.

La temperatura también es otro de los factores que hace que terpenos y cannabinoides se degraden más rápidamente. Lo ideal es que durante el secado, curado y conservación, no exceda los 25ºC. Además por encima de esta temperatura, los hongos proliferan más fácilmente. Y por último, la luz también degrada estos compuestos que queremos mantener intactos el máximo tiempo posible.

▷ How to dry marijuana buds successfully? - BSF Seeds UK

Así que el lugar para curar y conservar la marihuana, debe ser un sitio oscuro, a una temperatura inferior a los 25ºC y con una humedad entre el 58% y el 65%. Aunque en principio la humedad pueda no parecer importante pues los cogollos estarán en recipientes cerrados, cada vez que los abramos pueden perder humedad o ganarla. Y esto es algo que tampoco interesa.

Una gran opción es conservarlos en la nevera, a unos 5ºC. Esta baja temperatura hace que la degradación de cannabinoides y terpenos sea muy baja. Pero debido a la alta humedad del interior de la nevera, será necesario que los recipientes de conservación tengan cierres perfectamente herméticos.

Mejores recipientes para conservar los cogollos

Sin duda alguna, los mejores recipientes para conservar marihuana son los botes de vidrio y de acero inoxidable. Perfectamente se puede reciclar cualquiera de estos que tengamos en nuestra casa. Pero antes de meter los cogollos dentro, hay que esterilizarlos para eliminar cualquier olor y las bacterias. Por ejemplo, no uses un bote que haya contenido aceitunas o chiles sin antes esterilizarlo. De lo contrario, ese olor (e incluso el sabor) se transmitirá a los cogollos.

El proceso de esterilización es muy sencillo. Se pueden lavar simplemente en el lavavajillas, aunque no sería lo más apropiado. Lo mejor es hervirlos en agua durante unos 10-15 minutos. Si son botes de vidrio, introduce un trapo limpio en el fondo del recipiente . Así, con el burbujeo del agua y el movimiento de los botes de arriba y abajo, no se romperán. Si son de acero inoxidable, no tendremos este problema.

A Beginner's Guide to Curing Your Cannabis - Medical Marijuana, Inc.

Otra opción es meterlos en el microondas, pero sólo si son de vidrio. Los llenamos hasta la mitad de agua, introducimos los botes en el microondas y suele ser suficiente con unos 3 minutos a máxima potencia o hasta que el agua hierva. Después los retiramos con ayuda de unas manoplas, vaciamos el agua y los ponemos boca abajo sobre un paño limpio para que se sequen. Aunque sin duda la mejor opción son recipientes nuevos y con cierres herméticos.

Como conservar marihuana al vacío

Los cogollos también se pueden conservar al vacío. Este sistema cuenta con una gran ventaja, que es la extracción total del aire del recipiente de conservación, uno de los grandes enemigos de los cannabinoides. Además una vez envasada, ocupará menos espacio que en los botes. Y quizá lo más importante, al extraer el aire del interior de los cogollos, se evita la oxidación y la posible proliferación de hongos.

Para envasar marihuana al vacío serán necesarias unas bolsas especiales y una envasadora. Introduce los cogollos en la bolsa, sin llenarla del todo y sin presionar en exceso. A continuación usa la envasadora según las instrucciones del fabricante para extraer todo el aire del interior de la bolsa. Existen diferentes tipos de envasadoras de vacío.

También puedes hacerlo de forma manual, introduciendo un popote en la bolsa. Después aspira fuerte para extraer el máximo de aire posible del interior. Para terminar, extrae la pajita y cierra la bolsa rápidamente para que no retorne aire. No es el mejor sistema, pero llega a ser bastante eficaz con un poco de práctica.

Conservar cogollos en el congelador

Es algo que todavía a muchos cultivadores no les gusta. Pero si cualquier alimento se puede congelar para que dure mucho tiempo sin perder propiedades, ¿por qué no hacer lo mismo con los cogollos de marihuana? Lo ideal es hacerlo con los cogollos envasados al vacío, ya que el aire y el oxígeno que contienen favorece la oxidación y el desarrollo de bacterias.

Cuando quieras, saca los cogollos del congelador y deja que se descongelen de forma natural. Evita en cualquier caso tocarlo, ya que los tricomas se desprenderán muy fácilmente. Te asombrarás al comprobar que no han perdido ni un ápice de sabor y su textura será prácticamente la misma que antes de haberlos metido en el congelador. Con este sistema, pueden durar de 1 a 2 años en buenas condiciones.

Conclusión

  • La conservación de los cogollos se debe iniciar una vez estos estén perfectamente secos y se haya concluido el curado.
  • Vale la pena conservar los cogollos en recipientes apropiados, con cierres herméticos que impidan la entrada de humedad del exterior.
  • Otra buena opción es el envasado al vacío, de ese modo se elimina el aire del interior de los recipientes causante de una oxidación acelerada de los cannabinoides.
  • Los recipientes, guárdalos en un lugar oscuro y fresco. Lo ideal son temperaturas bajas, en torno a los 5-10ºC. Si no es posible, al menos que no excedan los 25ºC.

Con información de la marihuana

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *