Medicinal

Cómo el cannabis puede ayudar con los síntomas de la menopausia

Son muchas las mujeres que cuando inician el proceso de la menopausia no están seguras de qué hacer. Pero lo que sí tienen claro, al menos una gran parte de ellas, es el rechazo a tomar hormonas ni ningún producto farmacéutico para tratar lo que es un proceso natural del cuerpo humano femenino: el cese de la menstruación. 

Cuando se inician los primeros síntomas de la menopausia, como sudores nocturnos, pérdida de cabello e insomnio, que empeoran especialmente si además, (como se da en algunos casos), surge la depresión, se inicia la búsqueda de soluciones alternativas para aliviar el dolor y los síntomas asociados. Soluciones que incluyen el cannabis. Algunas mujeres que lo han probado son categóricas: lo que aprendieron de esta experiencia, les cambió la vida.

Investigación sobre el cannabis y la menopausia

En los últimos años, la investigación sobre el uso del cannabis para mujeres menopáusicas ha demostrado su potencial para aliviar esos síntomas que puedes estar experimentando, e incluso más. “Sabemos en este momento que el cannabis puede ser una terapia eficaz para apoyar y equilibrar algunos de los síntomas asociados con la menopausia”, dice el Dr. William McDonald de Seattle Greenleaf Healthcare. “Específicamente, la reducción de los sofocos, la mejora del estado de ánimo y el alivio de la depresión, así como la reducción del insomnio y la fatiga”.

En cuanto a los sofocos, uno de los síntomas más acuciantes de las mujeres menopáusicas, se ha descubierto que el THC de cannabis reduce la temperatura corporal. Los estudios han demostrado que el THC complementa un endocannabinoide llamado anandamida, que, entre sus funciones, sirve como el termostato personal del cuerpo. Cuando hay una cantidad alterada o insuficiente de estrógeno en el cuerpo, los endocannabinoides comienzan a descomponerse y funcionan mal; la introducción de THC puede ayudar a regular, o reemplazar, los neurotransmisores perdidos, lo que te enfriará.

El cannabis como antidepresivo y sedante

Con respecto a los cambios de humor y la depresión, el Dr. McDonald agrega que el cannabis puede funcionar como antidepresivo y ansiolítico. “El THC puede inhibir la recaptación de serotonina, lo que aumenta los niveles de serotonina y estimula la liberación de dopamina, mientras que el CBD puede estimular los receptores de serotonina”, señala. Más serotonina y dopamina (o al menos niveles equilibrados) equivalen a un mejor estado de ánimo, y estos neurotransmisores son los que deben observarse cuando aparece la depresión.

En cuanto a los problemas del sueño, el Dr. McDonald recomienda el cannabis, pero señala que los niveles de dosificación más bajos de THC pueden ser más estimulantes, mientras que los niveles más concentrados pueden tener un efecto sedante. Los terpenos específicos (moléculas de aroma de una planta) como el mirceno pueden contribuir a relajar el sistema motor para aumentar los efectos sedantes del THC.

¿CBD o THC?

Jill Donnelly, dueña de la boutique Baby and Company del centro de Seattle, había estado consumiendo cannabis recreativamente durante años cuando comenzó a emplear cepas específicas para aliviar sus cambios de humor menopáusicos y ayudarla a dormir. “No podría haberlo logrado sin cannabis”, dice. “No tenía sofocos, pero tenía esos momentos en los que sentía que estaba al borde de estar fuera de control. Pensaba: “¿Me estoy volviendo loca?”. En ese momento, el mundo del cannabis legalizado para adultos se estaba abriendo en el estado de Washington, trayendo consigo nuevas investigaciones sobre las propiedades y efectos del cannabis y sus usos. “Ahora puedes usar distintas variedades de marihuana para curar tus síntomas y conseguir tus objetivos”, dice Donnelly.

Cuando se trata de elegir la dosis y la variedad, la Dra. Elaine Burns de Southwest Medical Marijuana Evaluation Centers de Arizona aconseja a las pacientes, especialmente a aquellas que son nuevas en el cannabis, que comiencen con CBD. “Las mujeres con menopausia con problemas de sueño y ansiedad podrían lograr alivio simplemente usando un producto de CBD sin tener que pasar a probar el THC”. “Mucha gente está preocupada por el uso de los productos de THC debido a los efectos que produce, por lo que, para ellas, el CBD es un buen punto de partida, agradable y seguro”.

El CBD y la pérdida ósea provocada por la menopausia

Hablando de CDB, puede haber muchas más razones para su uso que un simple remedio para sentirse bien. “Los estudios han demostrado que el CBD puede ayudar con la formación de hueso en mujeres que tienen osteoporosis o pérdida ósea”, dice el Dr. Burns. “Los receptores CB2 del cuerpo son responsables de la formación de hueso, y da la casualidad de que el CBD es un agonista, una sustancia química que puede unirse a un receptor, como el CB2”. El compuesto CBD actúa para reforzar los receptores CB2, lo que significa que la introducción de El CDB en el sistema podría ayudar a prevenir la futura pérdida ósea y potencialmente revertir el deterioro asociado con la menopausia y la posmenopausia y crear una nueva formación ósea.

Cómo usar el cannabis para la menopausia

Sherman ha conseguido todo un abanico de mejoras debido a su consumo de cannabis. “La primera noche que lo probé, dormí toda la noche. Cuando me desperté a la mañana siguiente después de un sueño reparador, lloré de alivio”. “Había tomado una combinación de variedades para controlar mi dolor, pero creo que el cannabis, combinado con el CBD tópico, ha sido fundamental en mi curación. Estoy mucho más tranquila de lo que nunca estuve, e incluso ante los principales agentes estresantes de la vida me siento más centrada que en el pasado”. 

Después de comenzar su propio viaje con el cannabis, Sherman lanzó Ellementa, una organización de mujeres que organiza reuniones. “Parece que de repente tenemos menús y amplias investigaciones para decirnos qué tipo de cepas son buenas para vencer lo que te aqueja”, dice Donnelly, que utiliza la plataforma Leafly para mantenerse informada. 

“El uso de cannabis como agente terapéutico para la menopausia o cualquier otra condición requiere que el paciente participe en el proceso y se eduque a sí mismo”, dice el Dr. Burns. “Todavía no podemos confiar en todos los médicos porque muchos de ellos no lo entienden y no saben qué recomendaciones hacer”.

Cannabis vs productos farmacéuticos

Las pacientes deberían hablar con su médico antes de consumir cannabis como remedio, y buscar profesionales médicos que estén educados en la esfera del cannabis. “Debemos tener en cuenta que, como paciente, realmente conocemos nuestros cuerpos mejor que nadie, y lo que funciona mejor para nosotros”, dice el Dr. McDonald. “Tener una conversación con tu médico sobre el cannabis es un ejemplo empoderador de cómo controlamos nuestras propias decisiones sobre la atención médica que deseariamos recibir”. 

Si encuentras resistencia con tu doctor, sigue tu intuición. ¿Esa persona está proyectando su propio dogma personal, o están abiertos a las posibilidades de discutir el uso de esta planta como terapia? Si tienes la impresión de que te están forzando a consumir productos farmacéuticos, sin tener en cuenta las alternativas naturales, busca una segunda opinión con alguien que tenga más experiencia en este área y que tenga un poco más de mente abierta.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *