Cannabis, Cultivo

¿Cómo equilibrar el pH en el cultivo de cannabis?

En varias ocasiones hemos escuchado que el pH para el cultivo es: tanto, que presenta carencias, o que esta elevado o bajo. Pero ¿Que es el pH?

El pH (potencial de hidrógeno) es una medida que va de 0 a 14, que indica que tan ácida o alcalina es una solución o medio de cultivo.

Un valor de pH equivalente a 7, se considera neutro. Por debajo se ubica como sustancia ácida, por arriba se considera alcalina.

Por ser una escala logarítmica, cada vez que varía un punto. El valor del pH de una solución, varía 10 veces su concentrado de acidez.

La importancia del pH

A la hora de equilibrar la descomposición de la materia orgánica en el suelo, el pH es la clave. Para que la cannabis tenga un buen desarrollo, necesita un pH ligero de entre 5, 6 y 7 de acidez.

Fuera de ese rango, disminuye la capacidad de absorción de los nutrientes. Al punto en el que el pH de la planta no absorbe los nutrientes, aunque estén presentes.

Esto repercute en el desarrollo, presenta una reducción en la producción de flores y ocasiona un crecimiento muy pobre. Con carencias que se reflejan en el follaje.

Sin embargo, al ajustar el pH con los niveles adecuados, aseguramos que la planta absorba hasta los microelementos correctamente. Esto acelera el crecimiento y la producción de la resina de la cannabis.

Así mismo, si nuestra planta presenta carencias, es primordial antes de fertilizar. Checar los niveles de acidez tanto del suelo, como del agua.

Compensación de temperatura

Para que las plantas puedan absorber los nutrientes de forma correcta, es necesario medir el pH del riego.

Hay diferentes maneras de medir el pH, la mejor en cuanto a costo beneficio es el uso de “phmetros digitales” con compensación de temperatura. Identificamos estos equipos, debido a que tienen la marca ATC. Estos aparatos miden la variación de temperatura.

De igual manera hay tiras reactivas o los clásicos test para peceras. Pero estos no son exactos, además los márgenes de error son mas significativos. por esa razón solo se recomienda usarlos como guías.

Pasos para medir el pH

1.- Del recipiente con agua, tomar una pequeña muestra para llevar a cabo la medición.

2.- Sumergir el electrodo en la solución a medir y encenderlo.

3.- Dejar reposar, hasta que indique el valor en la pantalla una vez que este estable.

4.- Si queremos bajar el pH, utilizar el producto elegido en la dosis recomendada. Dejar pasar de 30 a 45 minutos y volver a medir el pH; si es necesario repetir el paso.

5.-Una vez finalizado, enjuagar el medidor con agua destilada preferentemente y guardarlo con la solución de almacenado.

Para conservar la vida útil de los medidores y evitar errores en el cultivo, se recomienda calibrarlos periódicamente. De manera que hay que sumergirlos en 2 soluciones preparadas para este fin. Y almacenarlos con sus debidas soluciones y limpieza.

Corregir el pH

En el caso de tener que bajar el pH, utilizar ácido nítrico o el fosfórico.

Comercializan productos, denominados pH menos. Sin embargo, de deben seguir las recomendaciones, debido a que no son de reacción espontánea, lleva tiempo completarse.

Por esto debemos esperar de entre 30 y 45 minutos, para volver a medirlo. Incluso se requiere más tiempo, si el agua se encuentra por debajo de los 20 °C.

Así mismo, se deben evitar los ácidos como el jugo de limón o el vinagre. Ya que son poco efectivos, al momento de amortiguar la capacidad del agua. Además, son inestables, ya que no marcan el pH; y posteriormente esté, vuelve a subir.

Como resultado, si el pH de la solución de riego, está por debajo de los niveles recomendados, existen productos en el mercado para alcalinizar la solución.

Fuente: revistathc, revistathc

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *