fbpx

CannabisConoce la gran conspiración contra el cáñamo

diciembre 3, 20200

En las condiciones del mundo en que vivimos, donde el desarrollo es tan rápido, nos encontramos en un punto en el que los avances de la humanidad, nos hacen olvidarnos de pensar cuanto es afectamos el medio ambiente.

En 1859 fue puesto en marcha el primer pozo petrolero moderno en la ciudad de Pennsylvania en EE. UU. Desde entonces la humanidad no ha parado de extraer este combustible fósil; sus propiedades y aparente abundancia han hecho que muchas industrias lo incluyan en sus procesos de algún modo. El uso desmedido del petróleo ha provocado una gran impacto ambiental dejando a su paso contaminación del suelo, mares y atmósfera. De acuerdo con la ONU la producción estimada de petróleo para el 2030, es más del doble que el recomendado para no superar el límite de un grado y medio establecido en el “Acuerdo de París” en 2016.

 

primer pozo petrolero moderno

 

Una alternativa mas eficiente

El biocombustible hecho con cáñamo, no sólo nos permitiría crear un biodiesel eficiente, sino que además hará un cambio significativo en el medio ambiente, ya que el cáñamo purifica el agua y el suelo, absorbe el CO2, y enriquece  la tierra, además no requiere tantos fertilizantes, ni los cuidados que necesitan otras plantas con usos industriales, en el futuro cercano el cáñamo podría ser una opción perfecta para poder sustituir al petróleo.

La maravilla del cáñamo es que puede crecer en prácticamente cualquier clima moderado y además tiene todas las características que se buscan en una materia prima. Usar el cáñamo, permite producir biodiesel y etanol, el biodiesel se obtiene de la semilla, se extrae el aceite y sus grasas, después de esta extracción se somete a otros procesos para convertirlo en biocombustible, el metanol y etanol se obtienen de los tallos y otros residuos de la planta que ya se han fermentado. Incluso se pueden usar los residuos,de tal modo que no se desperdicia  absolutamente nada de la planta.

El cáñamo crece muy rápido, requiere menos cuidados y ayuda enriquecer la tierra en la que ha sido plantado. Sin embargo, al formar parte de “las plantas ilegales” (por más absurdo que suene prohibir algo natural) su cultivo está limitado, lo que hace que aún no sea viable económicamente esta alternativa, sin embargo esto podría cambiar en los próximos años.

cañamo

 

La gran conspiración

Andrew W. Mellon, quien se convirtió en Secretario del Tesoro de EE. UU. Fue tambien uno de los inversionistas primarios de Dupont. Designó a su sobrino político, Harry J. Anslinger, para que dirigiera la Oficina Federal de Narcóticos y Drogas Peligrosas en 1930…

Se cree que muchas reuniones secretas fueron sostenidas por grandes magnates financieros, declarando al cáñamo peligroso y una amenaza a sus billonarias empresas. Para que sus dinastías perduraran, el cáñamo tenía que desaparecer. Estos hombres tomaron una palabra del argot mexicano: “marihuana”, y apoyados en la xenofobia la inyectaron muy profundamente en la conciencia colectiva de todo continente americano y posteriormente del mundo entero.

La intensa campaña contra la cannabis iniciada en los años 30 por Harry Jacob Anslinger creó fuertes estigmas, mitos y mucho miedo alrededor de una planta que siglos antes sirvió de motor industrial para todo el mundo, durante más de 30 años Anslinger se encargó de llevar a cabo una de las conspiraciones más grandes de la historia disfrazada de heroísmo y un falso nacionalismo.

 

Una mirada al futuro

El futuro de nuestro planeta no solo depende de la cannabis, dependerá de las responsabilidad que la humanidad asuma para rescatar al mundo, nuestra cultura debe evolucionar y analizar objetivamente nuestra historia para darnos cuenta de que nos han vendido una ideología donde se prohíbe la naturaleza y se promueve la depredación de la misma para el beneficio de unos cuantos. Estamos a tiempo para retomar el camino y regresar a nuestra buena relación con una planta que siempre ha estado aquí, dispuesta a ayudarnos en cualquier cosa.

Cannademia

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Campos requeridos están marcados *

© Cannademia 2020