fbpx

CulturaHistoriaConoce la historia detrás del “bong”

diciembre 11, 20200

Si eres consumidor de cannabis, muy seguramente ya habrás tenido contacto con un “bong”, una de las formas más comunes de fumar. Junto con otros instrumentos de parafernalia cannábica, el bong se ha posicionado como uno de los favoritos de el mundo. Pero alguna vez te has preguntado ¿quién lo invento o desde cuando  existe entre nosotros?

Es una respuesta difícil de dar, pues no queda muy claro su origen y las historias al respecto varían en su contenido… Hay quienes sostienen que los primeros bongs fueron creados hace miles de años y que incluso el funcionamiento de los mismos fue usado para otros fines. Un ejemplo de esto fue encontrado en una excavación en Etiopia donde hallaron una serie de “bongs” usados para crear un sistema de enfriamiento en pleno sigo XII. Hay otras evidencias que lo sitúan en Asia hace unos 1000 años y fue en China durante la dinastía Ming, cuando se piensa que se comenzó a utilizar el agua en los bongs.

Pero un descubrimiento reciente en unas excavaciones arqueológicas en Rusia, vendría a demostrar que hace más de 2,400 años fueron los escitas (conocidos por su amor a la cannabis) quienes tuvieron entre sus más preciadas pertenencias algunos de los bongs más antiguos y ostentosos que se hayan encontrado (ya que están hecho de oro macizo), los escitas fueron  un grupo de guerreros nómadas que dominó zonas de Europa y Asia durante más de mil años, y que se remontan al siglo IX a.C. dentro de su sistema de creencias y en su vida diaria, la cannabis siempre fue tuvo un lugar muy importante, ya que según Heródoto: “los escitas usaban cannabis, tanto para tejer su ropa como para limpiarse en su humo“; la arqueología ha confirmado el uso de cannabis en rituales funerarios y se cree que era usada para inducir el trance y la adivinación por los augures.

 

Bong russia

Aparentemente cuando los soldados estadounidenses participaron en la guerra de Vietnam conocieron este método para fumar, que los autóctonos de esa región conocían como “baung” que era un tubo de bambú usado para consumir cannabis, los soldados simplemente contrajeron la palabra y fue ahí donde el termino bong nació (de acuerdo con esta versión).

Gracias a la explosión de la industria del vidrio en el siglo XX, en los años 60, los primeros bongs hechos de este material vieron la luz en medio de una revolución social de los jóvenes en EE.UU.  y como era de esperarse el gobierno inicio una “caza de brujas” para eliminarlos del mercado (sin éxito, por supuesto) y ya en tiempos modernos se han desarrollado en materiales mucho mas diversos.

La llegada de nuevos procesos y materiales nos han traído el “vidro de borosilicato” utilizado principalmente en laboratorios u otras industrias; que entre sus características posee la capacidad de conservar de forma intacta el sabor de las flores que se coloquen en el interior del ‘bong’, pues los aísla sin que se puedan mezclar otras partículas que se desprendan de otro material, además es muy resistente al calor e incluso a los golpes (Sin embargo no olvidemos que sigue siendo vidrio y puede romperse), la tecnología  juega un papel importante en nuestra vida y ahora hay un gran número de dispositivos que unen lo mejor de ambos mundos y ha dado lugar a otras maneras de consumo.

 

Bong

 

Una de las razones principales de su preferencia sobre otros instrumentos es la filtración de agua. Cuando fumas con pipas o el clásico “porro”, corres el riesgo de inhalar cenizas o alquitrán, pero en el caso de los bongs, la ceniza queda atrapada (junto con algunas otras cosas), de este modo nunca pasa por tu boca, garganta y por supuesto no llega a nuestros pulmones, teóricamente esto debería reducir los daños del humo denso; otra de las características es que en el proceso el humo que terminamos inhalando se enfría lo que reduce la irritación de garganta.

Si esto además se hace en un bong de borosilicato con la limpieza adecuada, obtendremos siempre un sabor fresco, suave, agradable en cada “hit”. Si te gusta fumar cannabis no desperdicies la oportunidad de probar uno de estos aparatos, y recuerda que detrás de cada bocanada, hay una gran historia que probablemente inicio hace miles de años.

Cannademia

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Campos requeridos están marcados *

© Cannademia 2020