Cannabis, Ciencia, Industrial, Internacionales, Lifestyle, Salud

¿Consumir CBD en exceso me puede causar sobredosis?

El CBD o cannabidiol es uno de los dos cannabinoides más significativos de la planta de la cannabis. Desde hace mucho tiempo, se ha divulgado su uso como un auxiliar en el tratamiento de ciertos padecimientos, por lo que es muy fácil adquirir y consumir productos con esta sustancia, sin necesidad de presentar una receta. Sin embargo, esta facilidad al conseguirlo es de cuestionarse, qué tan seguro es su consumo y si al ingerir en exceso CBD cause una sobredosis.

A simple vista, la respuesta aparenta ser sencilla, pues, en comparación del tetrahidrocannabinol (THC), el CBD no ocasiona dependencia, por lo que no es probable que una persona ingiera demasiado CBD. No obstante, la idea de tener una sobredosis de CBD no parece tan lejana cuando se presentan otros factores.

¿El CBD produce una sobredosis?

Uno de los primordiales autores de este problema es el etiquetado de los productos elaborados con CBD, debido a que, no hay una regulación para estos productos en ninguna parte del mundo, muchas empresas que se dedican a la elaboración de productos con CBD nunca ponen completos los ingredientes de la fórmula.

Es por ello que, si se llegaran a presentar casos de sobredosis e intoxicación, por productos elaborados con CBD, son a consecuencia de otros compuestos, incluso por que el producto contenga indicios de THC.

Un estudio llevado a cabo en 2017, por la Universidad de Pensilvania en Estados Unidos; descubrió que gran parte de los artículos con CBD que se comercializan en línea, para el mercado estadounidense, son poco confiables en relación al etiquetado.

El resultado de la investigación, arrojó que al analizar 84 productos de cannabidiol; se descubrió que 21 de estos, tenían menos cantidad de CBD, del que describían en su etiqueta. Además de encontrar contenido de THC en 18 productos.

Otro asunto importante para considerar, son las normas de calidad e higiene; que deben tener estos productos para su producción, mismas que no son claras ni precisas, y provocan que otros agentes como metales pesados o pesticidas contaminen estos productos, situación que significa un riesgo latente para el consumidor.

Al adquirir flores, aceites, tinturas, gomitas u otros artículos; sí representa un grado de riesgo de intoxicación o sobredosis, aunque no precisamente por las características del cannabinoide. La sobredosis puede llevarse a cabo de dos formas: si la dosis de CBD que se consume es alta o es baja, pero es administrada mas veces de lo necesario.

Asimilación y Sobredosis

No debemos pasar por alto; que también existen casos de ingesta accidental, como el tomar dos dosis en lugar de una sola o tener una reacción negativa al cannabinoide.

Todas estas situaciones son muy importantes en cada paciente, por lo que es primordial tomar en cuenta algunos factores: como la edad y complexión para administrar una dosis adecuada. Con estos puntos, un profesional de la salud, puede administrar a los pacientes la dosis correcta de ingesta.

Específicamente en Estados Unidos, los productos con CBD no están avalados ni regulados por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA), lo que representa una imposibilidad para determinar la composición y la cantidad que debe ingerirse. Al no saber la dosis correcta que cada paciente debe consumir, los efectos ansiolíticos, antinflamatorios, antieméticos y antipsicóticos desaparecerán considerablemente.

Cómo prevenir una sobredosis con CBD

Debido a esta situación, expertos recomiendan a los futuros consumidores empezar su tratamiento con aceite de CBD, geles blandos o cápsulas, porque brindan cantidades pre dosificadas. No obstante, es de suma importancia considerar que la cantidad exacta, debe ser indicada por el médico tratante, ya que cada paciente es diferente y los efectos también son distintos.  Regularmente, se comienza con dosis pequeñas hasta determinar la dosis que se adapte a las necesidades de cada persona.

El Instituto Nova de Alemania; realizó un análisis en 2017 en donde reveló, que los seres humanos pueden aguantar con seguridad hasta 1.500 miligramos de CBD por día. Como referencia, las botellas típicas de aceite de CBD tienen entre 300 y 1.500 miligramos.

También, es importante recalcar que el CBD es un compuesto no tóxico, por lo que, a la fecha no han existido casos de muertes humanas, ocasionadas por consumo excesivo; en comparación de otras drogas peligrosas. Sin embargo, esto no significa que su uso sea inofensivo, ya que se han presentado casos, en los que la interacción del CBD con el cuerpo humano pueden presentar efectos secundarios como:

  • Diarrea
  • Vómito
  • Somnolencia
  • Desmayo
  • Problemas para respirar
  • Convulsiones

Causas de una sobredosis con CBD

Reciente investigación hecha por el NCH Healthcare System, de la ciudad de Nápoles en Estados Unidos, analizaron el caso de un paciente hombre; de 56 años, sin historial en abuso de sustancias, quien presentó un desmayo tras haber consumido dos bolsas de gomitas con CBD con un total de 370 miligramos.

El paciente empezó a arrastrar las palabras y a volver el estómago, por lo que sus compañeros de trabajo lo auxiliaron y pidieron una ambulancia para trasladarlo al hospital. El diagnóstico fue una severa afección neurológica, cardíaca y respiratoria, a consecuencia de una sobredosis involuntaria.

De este tema en cuestión; los médicos ultimaron que “la comercialización agresiva de estos productos, junto con la carente regulación y control de calidad, tiene la capacidad de provocar un impacto negativo y significativo en la salud pública. Los médicos deben ser cuidadosos de esto; cuando los pacientes les piden un consejo, así como cuando tratan a personas con intoxicación potencial. Verdaderamente, está indicada una mayor investigación de estos compuestos y la regulación puede estar justificada para la protección del consumidor”, finiquitaron los investigadores.

De acuerdo con los expertos, es importante que, cuando un paciente consuma CBD en cantidades excesivas, se pida inmediatamente la intervención de urgencias médicas y los familiares o acompañantes informen al personal de salud los siguientes datos:

  • Nombre del producto involucrado
  • Cuando fue ingerido
  • Cantidad ingerida
  • Peso y altura del paciente

Es primordial resaltar que, actualmente, el único fármaco que contiene cannabidiol aprobado por la FDA es un aceite denominado Epidiolex. Este medicamento está indicado y aprobado para tratar dos tipos de epilepsia en menores de edad.

En conclusión, antes de consumir CBD, debemos ponernos en manos de un experto en la salud, para que de acuerdo a nuestra edad, peso y metabolismo, nos indique la dosis correcta que debemos consumir, y evitar a toda costa la automedicación para no caer, en una situación de sobredosis.

Fuente: nacioncannabis