Industrial

Mascarillas de cáñamo en tiempos de pandemia.

Los departamentos de salud de los Estados Unidos y Canadá, entre muchos otros, han instado a usar mascarillas faciales, y muchos centros urbanos han ordenado su uso obligatorio. A la par de este nuevo instrumento para afrontar la contingencia, los investigadores han descubierto que diferentes estilos y materiales juegan un papel importante en la eficacia.

El cáñamo, con sus habilidades naturales para combatir los gérmenes y su gran durabilidad, puede ofrecer una mayor protección superior las infecciones.

Defectos de diseño de mascarillas.

Gran parte de las mascarillas faciales de manufactura masiva y de bricolaje están hechas con algodón: es económico, fácil de encontrar y ha demostrado brindar algunos beneficios contra la transmisión de virus. Pero ¿es realmente la mejor opción?

Un estudio publicado en la revista American Chemical Society Nano  en este año 2020 encontró que múltiples capas de tela reducen significativamente las partículas entrantes y salientes.

Una máscara de algodón de una pieza con bajo conteo de hilos, 80 hilos por pulgada (TPI), el tipo más común utilizado en las máscaras de bricolaje, presentaba calificaciones bastante irregulares en eficiencia de filtración. En circunstancias ideales, esta mascarilla presenta una eficacia de entre el cinco y el cincuenta y cinco por ciento, pero sólo si se usa correctamente, sin espacios.

Comparativamente, el material de algodón de alta calidad de seiscientos TPI obtuvo un índice de eficiencia de filtración de más del noventa por ciento. Asimismo, la superposición de dos hileras de algodón de esta misma tela en una tela acolchada aumentó visiblemente la calidad de la filtración a más del noventa por ciento.

Sin embargo, los estudiosos no investigaron específicamente la efectividad de una máscara de cáñamo. A pesar de esto, señalaron que todos los materiales orgánicos estudiados, incluida la seda y la franela, se comportaron de forma similar, beneficiándose de una estructura con mayor número de hilos y un diseño en capas.

Con los beneficios de la estructura en capas, una máscara de cáñamo tiene mucho potencial.

1.- El cáñamo es una tela fuerte y transpirable que bloquea las gotas del aliento de un usuario para que no ingresen al espacio aéreo común, tomando en cuenta un TPI alto.

2.- Es duradero y mucho más resistente que el algodón. Un problema con las mascarillas faciales es la necesidad de lavarlas con frecuencia. Después de todo, una máscara que trae un virus en el exterior no es buena para nadie. Debido a su durabilidad, la máscara de cáñamo puede lavarse una y otra vez, y sólo se vuelve más suave.

3.- El cáñamo también tiene propiedades antimicrobianas naturales. Cabe destacar que no nos protegen de los virus, pero previenen otros problemas como el moho, y el olor que pueden agriar una máscara.

4.- Una máscara de cáñamo es significativamente mejor para el medio ambiente que muchas otras telas, especialmente los materiales sintéticos como el rayón y la gasa, de un solo uso o de pocos usos. De hecho, las máscaras sintéticas pueden ser peor que ninguna otra. Algunos materiales sintéticos rompen las partículas respiratorias en trozos más pequeños, haciéndolas más transmisibles en el otro lado.

Una máscara de cáñamo puede ser preferible por todas las razones indicadas, pero ciertos estilos de máscaras ofrecen una protección deficiente sin importar el material.

Las máscaras brindan una protección mínima al usuario, no hay que olvidarlo. Éstas ayudan a proteger a todos los demás de las gotitas virales exhaladas. Usar una máscara envía dos señales: primero, que te mantienes informado con evidencia científica (algo que los entusiastas del cannabis han hecho durante años); y segundo, como una señal de bondad. Usar una máscara le indica a los demás que los valoras.

Varias empresas comerciales y fabricantes ya están vendiendo máscaras de cáñamo. Si la pandemia continúa, las máscaras se convertirán en una prioridad alta a medida que las personas intenten regresar a la normalidad.

Mientras las máscaras sean parte de la vida diaria, vale la pena tener lo mejor. El tipo correcto de máscara no solo tiene sentido financiero a través de la reutilización, sino que también hace su parte para mantenernos seguros.

Fuente: revistacannaculta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *