Salud

El Cannabis y la Nutrición.

Todos los mamíferos tenemos un sistema endocannabinoide (SEC). Este sistema es el responsable del mantenimiento de la homeostasis en el cuerpo y tiene como principal objetivo el lidiar con las enfermedades, generalmente causadas por la falta de homeostasis.

Dicho lo anterior es importante tener un SEC bien nutrido y ¿Cómo podríamos nutrir este sistema? A continuación algunos consejos para hacerlo adecuadamente.

Primero: Evitar a toda costa el estrés. Actividades como meditar o hacer yoga ayudan considerablemente a disminuirlo.

Segundo: Una dieta rica en frutas, verduras, frutos secos, semillas como el hemp (cáñamo) y grasas saludables como el aceite de oliva, pescado y huevos son alimentos que ayudan a reducir el estrés.

Tercero: El consumo de alimentos que estimulen a los receptores cannabinoides  y los endocannabinoides (CB1 y CB2).

Hay alimentos que contienen cannabinoides como por ejemplo:

  • Cannabis.
  • Cacao.
  • Equinacea.
  • Pimienta negra.
  • Maca.
  • Diente de León.

¿Cómo es que el cannabis nutre a nuestro SEC? Los cannabinoides actúan como llaves para poder conectarse a muchas células de nuestro cuerpo. Los principales cannabinoides en la planta son el THC (Tetrahidrocannabinol) y el CBD (Cannabidiol), descubiertos por un científico israelí llamado Raphael Mechoulam, quien observó que actuaban como mensajeros químicos entre las células. Hay otros cannabinoides producidos por nuestro cuerpo de manera endógena como la anandamida y 2AG, directamente relacionados con la regulación en nuestro cuerpo. De hecho se ha encontrado el 2AG en la leche materna y bovina.

El cannabis posee varios cannabinoides que ayudan al SEC a estar bien nutrido y a las células a comunicarse mejor entre ellas, obteniendo varios beneficios que van desde una mejor calidad de vida, alivio de síntomas y hasta el control clínico. La espasticidad, el dolor y las convulsiones, por ejemplo, pueden ser trataras con Cannabis. No todas la enfermedades se tratan con el mismo cannabinoide ni con la misma dosis.

Algunas de las enfermedades tratables con cannabis son:

Condiciones clínicas que involucran el Sistema Inmunitario.

Enfermedades Autoinmunes: Poliartritis Reumatoide, Lupus Eritematoso Sistémico, Diabetes tipo I, Tiroiditis, Psoriasis y teóricamente, también podrían tratarse otras patologías resultantes de una alteración de la respuesta inmunitaria que comportan una autoagresión. Modulación de la respuesta inmunitaria en otras condiciones clínicas.

Enfermedades Neurológicas Degenerativas: Esclerosis Múltiple, Enfermedad de Parkinson, Corea de Huntington, Alzheimer.

Enfermedades de la Piel: Dermatitis (algunas), Acné.

Epilepsia. Síndrome de Tourette.

Enfermedades y condiciones del Aparato Digestivo: Enfermedad de Crohn, Colitis Ulcerosa Crónica, Colon Irritable; Náuseas, vómitos, pérdida del apetito.

Trastornos de Salud Mental; Adicciones a sustancias químicas; Insomnio; Síndrome de Estrés Postraumático; Psicosis; Depresión; Anorexia nerviosa.

Dolor Crónico: Migraña y Fibromialgia; Dolor Neuropático (de causa neurológica); Dolor metastásico; Dolor crónico en general.

Afecciones del Sistema Osteoarticular: Artrosis, Osteoporosis.

Cáncer: Tratamiento de efectos adversos de la quimioterapia: náuseas y vómitos. Acompañamiento de la quimioterapia u otros tratamientos antitumorales y Cuidados Paliativos en estados terminales de distintas causas.

HIV-SIDA, en vistas a mejorar condiciones generales de los pacientes y tratar algunos síntomas.

Glaucoma de ángulo abierto.

Podemos concluir que el consumo responsable del cannabis ayuda en la nutrición de nuestro Sistema Endocannabinoide dando como resultado una mejor salud y calidad de vida a las personas.

Fuente:revistacannaculta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *