Internacionales, Medicinal

España, aumentan las necesidades de cannabis medicinal

Las necesidades de cannabis medicinal que España debe comunicar anualmente a la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) se han disparado este año.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), del Ministerio de Sanidad, ha notificado al órgano fiscalizador.

Una previsión de seis toneladas de cannabis, una cantidad que multiplica por diez los 600 kilos que comunicó en 2021.

Uso medicinal

Esa estimación engloba la producción de los dos medicamentos hechos con compuestos cannábicos autorizados en España y los cultivos de las 22 entidades que disponen de licencia para plantar marihuana con fines de investigación o de producción medicinal.

La JIFE es la encargada de hacer velar por el cumplimiento de la Convención Única de 1961 de Estupefacientes, en la que se establecen las sustancias sometidas a control internacional en función de su clasificación por listas.

A ella deben notificar los países las necesidades de estupefacientes que tienen anualmente.

Es decir, las cantidades de esas sustancias que se utilizarán en su territorio para fines médicos y científicos.

Con esos datos, la JIFE publica un informe de las “necesidades anuales legítimas de cada país” en cada sustancia.

Ley de 1967…

En el informe de 2022, España registra una previsión inicial de necesidades de consumo de 6.000 kilos de cannabis para este año.

Lo que supone un notable incremento con respecto a los 600 kilos que comunicó para 2021.

Los 500 kilos de 2020 y de 2019 y los 400 kilos de 2018.

Este importante aumento de las previsiones se produce en un contexto legal bastante peculiar: Se han duplicado las licencias para cultivar cannabis con fines de investigación o producción medicinal conforme a una ley de 1967, promulgada durante el régimen de Franco.

Pero aún no se ha aprobado una regulación o programa del uso terapéutico de la marihuana, como sí han hecho potencias mundiales como Canadá, Israel o EEUU y la mayoría de países de la Unión Europea.

Que son los que van a explicar su experiencia en la subcomisión constituida en el Congreso de los Diputados para abordar una posible legalización en España.

Fuente: publico