Cannabis, Latinoamerica, Medicinal

Estudios sobre la cannabis revelan como tratar el autismo

Los estudios que se han elaborado, en cuanto al uso de la cannabis medicinal. En niños con el Trastorno de Espectro Autista (TEA), han demostrado varios resultados. Y esencialmente, con el fin de conseguir una visión global, sobre estos descubrimientos. Un equipo de expertos de la Universidad de Minessota, realizó una revisión sistemática; a los diferentes estudios en torno a la materia.

El fin justifica el método

Como parte de los métodos, los autores examinaron los estudios recientes hasta hoy. En la categoría científica y tras una meticulosa inspección. El equipo estableció que los efectos, “justifican el uso de la cannabis, como alternativa complementaria en niños”. Pero no como método principal.

“Los hallazgos sugieren una mejora, en los síntomas del Trastorno de Espectro Autista. Como la comunicación social (síntoma central), las conductas no centrales (autolesiones, inquietud, ataques de ira, agitación, irritabilidad) y condiciones comórbidas (ansiedad, epilepsia, problemas de sueño, TDAH)”, describen en el informe.

Del mismo modo, plantearon los efectos secundarios más comunes; del tratamiento con la cannabis. Registrados en la literatura científica y en esa investigación determinaron: “alteración del sueño, somnolencia y disminución del apetito, inquietud y un solo suceso de psicosis que demandó tratamiento”.

Mejora la comunicación y reduce los tics

Mientras que las restricciones de la investigación, fueron las diferenciaciones de las dosis utilizadas. Por los colaboradores de los estudios, y los posibles efectos de otros tratamientos.

Al profundizar en los efectos positivos de la cannabis, sobre el autismo. Como las mejorías en la comunicación y la reducción de tics involuntario.

Opinan que “la evidencia no es concluyente, sobre la efectividad del cannabis para tratarlos”. Por tal motivo son profundos al especificar, que se requieren de más estudios. Para plantear concretamente los síntomas medulares, del Trastorno de Espectro Autista.

Alternativa efectiva

Los antisicóticos, inhibidores y estimulantes son algunos de los fármacos, que se usan para atender a niños y adolescentes con autismo. En los últimos años salió otro tratamiento, se trata de la cannabis medicinal. Una alternativa que ayuda a controlar síntomas tales como: convulsiones, tics, depresión, inquietud y ataques de rabia.

Sin embargo, reciente estudio de la Universidad Ben-Gurion del Negev y el Centro Médico Soroka; en Israel. Determinó que la cannabis medicinal, como tratamiento del trastorno del espectro autista (TEA). Es “bien tolerada” y una alternativa “segura y efectiva”. En enfermos con edades menores a los 18 años.

Historia de la familia Denton

La historia de Katie y Matthew Denton, una pareja norteamericana. Que asevera que el aceite de CBD, ayuda a su hijo a manejar la ansiedad y otros síntomas asociados con el autismo.

El joven de nombre Slade, de 13 años de edad con autismo. Por su condición, solía padecer constantes incidentes de ansiedad, irritación y molestias en general. Hasta el grado de terminar, en un estado de ánimo desconsolado.

Sus padres experimentaron ciertos fármacos, pero no obtuvieron los resultados deseados. Esa fase deterioraba la calidad de vida de Slade. Así como la de sus padres. Hasta que se les atravesó la idea de usar CBD, una sustancia no psicoactiva; derivada de la planta de la cannabis.

Así mismo, acudieron con un especialista de la fundación HEAL en Florida; EEUU. Quien les explicó de las propiedades del CBD y sus efectos. Sobre los receptores cannabinoides, en el cerebro.

De igual manera, el experto les expuso que la molécula de CBD, puede impulsar ciertos neuroreceptores en el cerebro. Que estimulan la liberación de varios productos químicos, como serotonina y dopamina. Todo esto a su vez ayuda a controlar la ansiedad, entre otras cosas.

Resultados óptimos

La familia Denton, empezó a suministrarle a su hijo unas gotas de CBD, desde entonces su conducta ha restablecido. Pues, aunque están conscientes, que no es una cura contra el autismo. Pero sí es una gran ayuda, para equilibrar los síntomas.

“Es sorprendente, realmente nos ha cambiado la vida y nuestra calidad de vida”, exalta Katie y Matthew Denton.

Quienes manifiestan, que en el momento en que observan; que la ansiedad sobrepasa los límites de Slade. Eligen agregar, un par de gotas de CBD al jugo; y en escasos minutos se tranquiliza.

“No íbamos a permitir, que el autismo tomara el control de nuestra vida y no hiciéramos nada. Por temor a que él tuviera ansiedad o se enojara, es simplemente maravilloso”, rematan.

Fuente: ciudadcannabis, ciudadcannabis

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *