Cannabis, Ciencia, Cultura, Internacionales, Medicinal

Hallazgos arqueológicos de cannabis prehistórico

El aumento de la cultura cannábica en las últimas décadas, en conjunto con la regulación en diferentes lugares del mundo. El uso medicinal y las nuevas tecnologías para el cultivo, ha hecho parecer al cannabis una maravilla del siglo XX.

Nuestra especie tuvo, una conexión inseparable con la planta de la cannabis. Al parecer antes de la prohibición, en el mercado Internacional.

Fue un recurso de inapreciable valor, en el progreso de la tecnología de nuestra especie y está en disputa. La razón evolutiva detrás del sistema endocannabinoide que nivela nuestro organismo…

La cannabis ganó territorio y se extendió desde su lugar de origen a todo el mundo. Es difícil separar la historia de la cannabis. Las velas, las cuerdas y las juntas  de entre las tablas, estaban hechas de cáñamo, de los primeros navíos que se enfrentaron al mar.

La restricción se dedicó minuciosamente, en desaparecer la marihuana de la historia. La marihuana medicinal no es una novedad. Debido a que hay textos chinos; con 3.500 años de antigüedad, en donde la prescribían.

Hallazgos de Cannabis

Se encontraron en Rusia los indicios de cannabis más antiguos, que radica en trazas de polen en hielo que data de 150.000 años de antigüedad. En tiempos recientes se hallaron restos de polen en Italia con 10.000, Suecia con 8.700 y Egipto con 3.200 años de antigüedad.

Pero al encontrar polen de marihuana, en conjunto con hallazgos arqueológicos humanos, no significa que haya existido una relación directa entre personajes y la planta. Podría haberse tratado de una cuestión de contaminación ambiental.

La conexión directa con la planta se vuelve indiscutible. Cuando se localizan restos, en utensilios o materiales,  elaborados por humanos.

Un clásico ejemplo es la cerámica: existen muestras en la zona de la República Checa, que datan de 25 mil años de antigüedad y que cuentan con residuos de cannabis. En el continente asiático, para ser preciso en China y Taiwán, obran vasijas con señas que datan de 12 mil años de antigüedad.

Antepasados cultivadores

La mayoría de las especies vegetales que cultivamos y disponemos hoy día, como el trigo, arroz y los tomates. Han pasado por un proceso doméstico. Es decir; se han ido seleccionando las propiedades, que mejor se adaptan a nuestras exigencias.

La cannabis y el trigo conjuntamente, son uno de los cultivos mas antiguos. El ser humano desde hace unos 11 mil año, ya explotaba y recolectaba el recurso que proliferaba de forma salvaje. Mil años después, existieron los primeros indicios de cultivo y disciplina.

Los seres humanos; 3 mil años antes de cazar caballos para consumo personal,  y 5 mil años antes de descubrir que ese mismo cuadrúpedo, podía montarse para trasladarse rápidamente. Aprendieron a diferenciar machos y hembras de la planta de marihuana.

 

Semillas antiquísimas

En la zona de los Países Bajos, se localizaron semillas con una antigüedad de 7 mil años. Casualmente la industria naviera holandesa, años después alimentó su grandeza con el cáñamo.

En Japón hallaron semillas, con una antigüedad de 10 mil años. Al parecer las primeras, para ser cultivadas premeditadamente.

Rituales con Cannabis

Las tecnologías y la mayor iniciación académica y científica para indagar sobre la cannabis. Así mismo, facilitaron recaudar información. En cuanto a la relación del ser humano, con la marihuana.

Por ejemplo; en un templo de Israel, en la localidad de Tel Arad. Fueron hallados vestigios, que pudieron formar parte de un ritual. En un altar constituido en el siglo VII a.C., científicos encontraron 2 columnas de piedra caliza, empleadas para quemar resina e incienso.

En una piedra los investigadores hallaron eses de ganado. Además de residuos de cannabinoides psicoactivos. Cantidad que les ayudo a confirmar; sin duda alguna, que dominaba la cannabis en ese lugar. Como parte de un ritual.

Algo similar se presentó 500 años a.C. en un camposanto en la cordillera de Pamir, entre China y Tayikistán.

En un sepulcro científicos encontraron, cuencos de madera quemados, con piedras en el interior manchadas de hollín. Evidencias químicas declararon que los cuencos se habían utilizado para quemar marihuana psicoactiva.

El bong más arcaico del mundo

En el año 2013, se localizaron 2 bongs de oro sólido, entre los tesoros que fueron propiedad de la realeza Escita, nómadas de descendencia iraní, que migraron desde Asia Central y del cual había otras muestras de uso de cannabis. Los Bongs de oro sepultados con joyas y vajilla, halados en una tumba, en el suroeste de Rusia.

En este mes, científicos chinos revelaron el mayor descubrimiento de 120.000 semillas. En un camposanto con antigüedad aproximada de 2200 años. Localizadas en el sepulcro de Chengdu, al sur de China.

Los científicos afirman que, de acuerdo a la descripción del cementerio y el sepulcro, donde fue el hallazgo, se determina que se trata del primer encuentro arqueológico de marihuana, utilizada con fines terapéuticos.

Catacumba con plantas de cannabis

En el año 2016, National Geographic publicó el hallazgo, de 13 plantas de cannabis en un antiguo camposanto chino. Las plantas de cannabis, de entre 2.400 y 2.800 años de antigüedad, Se encontraban extendidas a modo de sudario, sobre el cuerpo de un difunto. Hombre caucásico de 35 años de edad.

El hallazgo arqueo botánico realizado en un sepulcro del antiguo camposanto Jiayi en Turfan, al noroeste de China. El sepulcro M231, de entre 2400 y 2800 años de antigüedad y situado junto a un oasis, en su interior se encontraron 13 plantas de cannabis casi enteras, situadas en forma diagonal y a modo de sudario encima del cuerpo.

“Los tallos y las hojas han conservado su característica de forma natural, debido al clima extremadamente seco. Pero han adquirido un color marrón amarillento”. Artículo publicado en Economic Botany, por Hongen Jiang.

Destaca el estudio que este descubrimiento y otros parecidos años atrás. “La cannabis fué utilizada; por habitantes de Eurasia Central en el primer milenio a.C.”

Conexión espiritual

En el sepulcro de la princesa Ukok, descubierto en la República de Altái, que data en el I milenio a.C., se localizaron semillas de cannabis. Que se presume, utilizó su propietaria para aliviar el cáncer de mama que padecía. Para experimentar un estado de conciencia alterado y quizás para una conexión con los espíritus.

Al comprimir las 13 plantas de marihuana, alcanzaron una longitud de entre 50 y 90 centímetros, aproximadamente. Nadie conoce el origen del cannabis hallado en este y otros sitios de Eurasia central.

Por otro lado, los restos pudieron haber sido recogidos, de plantas locales cultivadas o traídas de otra región. Se desconoce, si las plantas eran silvestres o cultivadas. Especulan los autores del estudio, quienes opinan que el ocupante del sepulcro era un chamán.

Fuente: revistathc, nationalgeographic

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *