Cannabis, Industrial, Internacionales, Medicinal

Israel, elimina la clasificación de droga peligrosa para la cannabis

El compuesto de cannabis CBD se eliminará de la Ordenanza de Drogas Peligrosas de Israel, anunció hace unos días  el ministro de Salud, Nitzan Horowitz.


El CBD (cannabidiol) y el THC son dos compuestos, o cannabinoides, que se encuentran en la planta de cannabis. A diferencia del THC, el CBD no posee cualidades psicoactivas, no da una sensación de subidón y no es adictivo.
Aunque se ha intentado varias veces, el fallo para excluir el CBD de la lista de medicamentos peligrosos nunca fue aprobado.
Horowitz y el director general del Ministerio de Salud, el profesor Nachman Ash, anunciaron su intención de eliminar el compuesto de la Ordenanza de Drogas Peligrosas y reunieron un panel de expertos para estudiar las posibles consecuencias de cambiar su clasificación.
Horowitz firmó la mayoría de las recomendaciones del panel. Sin embargo, elevó la cantidad de THC legalmente permitida en los productos a base de CBD del 0,2% al 0,3%.

Horowitz dijo, además, que su ministerio trabajará para expandir la investigación sobre el compuesto y establecer un marco regulatorio para que el mercado israelí pueda disfrutar de productos de este tipo.
Pidió al profesor Ash que reúna un grupo de trabajo que supervise los cambios regulatorios sobre el tema en todo el mundo y alinee la política de Israel en consecuencia.
El panel recomendó no agregar ingredientes a base de CBD en alimentos, suplementos y cosméticos durante los próximos dos años, después de lo cual se reconsiderará el tema.
También propuso que el Ministerio de Salud y los proveedores de atención médica lancen una campaña de servicio público para enseñar sobre los posibles efectos secundarios de los productos que contienen CBD y los peligros potenciales de comprar dichos productos de forma independiente en línea.
“Hay muchos prejuicios con respecto a todo lo relacionado con el cannabis. Hoy estamos comenzando a tomar medidas y liberar el compuesto que está ampliamente acordado que no debe clasificarse como una droga peligrosa”, dijo Horowitz.
“Israel ha estado rezagado con respecto a otros países durante varios años en este tema y continúa criminalizando y previniendo el uso de compuestos que no son peligrosos para la salud pública. Ahora estamos cerrando esta brecha”, agregó.
El profesor Ash también dio la bienvenida a la medida, que dijo que estaba muy atrasada, y pidió estudiar más a fondo el compuesto antes de agregarlo a los alimentos y cosméticos.
Fuente: ynetespanol