Cannabis, Internacionales, Legalización, Medicinal

La cannabis y las mujeres

El mundo que rodea la marihuana, siempre se ha asociado a un ambiente misógino y machista, por el dominio de los hombres en cuanto al cultivo, expendio y consumo de la misma. La inclusión de las mujeres en el mundo cannábico y la desaparición de espacios machistas alrededor de la planta, es mejor contar con diversidad de todo tipo de género, edad y color, además de sembrar y cultivar en pareja.

En estados Unidos, reciente estudio revelo que el cannabis es cosa de mujeres en términos cualitativos y cuantitativos, el consumo de cannabis por primera vez va en aumento en las mujeres y la generación Z, según Forbes.

Las consumidoras están introduciéndose en la cannabis, con entusiasmo como un nuevo hábito, el 50% consumen cinco o más días a la semana. Mientras que el 22% de las nuevas consumidoras, lo usan varias veces al día. En su mayoría son más las mujeres jóvenes quienes consumen, en comparación con los hombres.

La cannabis es para mujeres 

Brightfield Group, un investigador de mercado centrado en la cannabis y el CBD con sede en Chicago. Después de haber realizado una investigación, determina la “tendencia del consumo de cannabis en Estados Unidos”, esta es una parte del avance registrado en torno a la marihuana. 

Todo indica que va en aumento la proporción de mujeres consumidoras de cannabis, dependiendo también del estado en donde radican. Por ejemplo, en Michigan el 59% de consumidores son mujeres y en el estado azul de California es del 43%, de cualquier forma, va en aumento en casi todo el territorio de Estados Unidos.

El 6% de los consumidores de marihuana recreativa en el 2020 eran usuarios nuevos, mientras que el 22% pertenecen a la nueva Generación Z.

La cannabis es de mujeres y de jóvenes 

A la Generación Z, también se le conoce como generación posmilénica o centúrica (del inglés centennial). Trata de un grupo demográfico que sigue a la generación milénica y precede a la generación Alfa. Los demógrafos suelen señalar a la Generación Z, como los nacidos en la década de 1990 a mediados de la década de 2000.

“Esta es una desviación importante del perfil clásico de consumidor de cannabis”, dijo Schau, “y aquellos que participen en el espacio se beneficiarán de la adaptación al mercado en evolución”.

El gobierno federal, está en un proceso lento hacia la despenalización a pesar de que se ha recuperado un impulso considerable, después de que el Partido Demócrata obtuvo la presidencia y el Congreso en las elecciones de 2020, el proceso continuará siendo incremental. Informe predice que la Ley Bancaria SAFE, será el próximo referente legal en la historia de la industria. También podría motivar a más estados a legalizar el cannabis.

Por otro lado, los legisladores están al día con la legalización, a medida que se expande el consumo, ellos demuestran estar maduros y listos.

La Ley Bancaria SAFE es un prólogo necesario para la normalización. “Esto allanará el camino para un inmenso crecimiento”, explicó Schau, “ya que este tipo de barreras a nivel nacional han impedido que muchos actores importantes inviertan en lo que, en su opinión, es un mercado riesgoso y han mantenido a raya la legalización estatal”.

Beneficios que aporta la cannabis en la mujer 

La historia de la cannabis en el todo el mundo, se ha empleado y practicado como medicina, algunos de los beneficios en los que se ha utilizado son: 

-Reduce la fatiga crónica:

Las mujeres son más propensas a sufrir síndrome de fatiga crónica en comparación a los hombres, de 2 a 4 veces más según estudios. No se trata de una fatiga de cansancio, sino que es un trastorno complejo que se caracteriza por una fatiga extrema que no se relaciona con ninguna enfermedad, existente y limita la capacidad para realizar las tareas cotidianas. En India y algunas regiones del Himalaya es empleaba para mejorar la resistencia y proporcionar alivio de la fatiga crónica.

-Alivia los dolores menstruales:

En la segunda mitad del siglo XIX el cannabis era común como medicamento y se encontraba en cualquier farmacia. La reina Victoria de Inglaterra, por ejemplo, usaba tinturas de cannabis índica para aliviar dolores menstruales por recomendación de su médico Russel Reynolds, quien afirmaba que “cuando es puro y se administra en dosis seguras, es uno de los medicamentos más valiosos que poseemos”. En las antiguas culturas chinas ya se empleaba para tratar trastornos menstruales.

-Reduce los dolores del parto:

La cannabis también sirvió a mujeres de muchas culturas de todo el mundo durante el parto y el embarazo, hoy es algo muy controvertido. El periodista Joe Dolce menciona en Brave New Weed: adventures into the uncharted world of cannabis, que en la era neolítica las mujeres ingerían, bebían o se aplicaban cannabis para aliviar los dolores de parto y en general llevar mejor el embarazo. Las mismas evidencias se encuentran en culturas de China, Egipto o India, entre algunas de las más antiguas.

-Alivia los dolores de cabeza:

Las mujeres según estudios, son 3 veces más predispuestas en comparación a los hombres de sufrir migrañas. El Dr. Ethan Russo, neurólogo e investigador médico, menciona en alguna de sus obras que la cannabis se usaba comúnmente para trata dolores de cabeza en muchas culturas antiguas como la india, la china, la egipcia, la asiria, la griega, la romana o la islámica entre otras. Y se siguió empleando hasta casi la mitad del siglo XX, hasta que fue reemplazada por la medicina moderna.

-Combate la depresión:

Las mujeres tienen el doble de probabilidades de sufrir una depresión que los hombres, según estudios. Robert Clarke y Mark Merlín, dos de los autores e investigadores más importantes sobre la cannabis, en la medicina ayurvédica de la India la cannabis se usaba para promover la felicidad. El farmacéutico británico Walter Ernest Dixon, a finales del siglo XIX, afirmó que la cannabis fumada es interesante para tratar ataques de depresión, fatiga mental, dolor de cabeza y agotamiento”.

-Estimula el apetito y controla el peso:

Las mujeres son más propensas a sufrir trastornos alimentarios. Un estudio liderado por la doctora Catherine Preston, de la Universidad de York, ha determinado una explicación neurológica que explica esta disparidad entre hombres y mujeres, y que fue publicado en la revista científica Cerebral Cortex. “Resulta que el sector femenino es más propenso que el masculino a experimentar la actividad cerebral relacionada con la percepción negativa del cuerpo”. La cannabis además de estimular el apetito, ayuda en el control del peso. De hecho, hay constancia de que hace miles de años ya se usaba con ese propósito.

Es un hecho que la cannabis, es para las mujeres.

Fuente: lamarihuana, lamarihuana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *