Cannabis, Internacionales, Legalización

Malta, ha legalizado el cultivo y consumo de cannabis con fines recreativos.

Malta se convirtió este martes en el primer país de la Unión Europea en legalizar el cultivo y el consumo de cannabis con fines recreativos. Se podrá poseer hasta siete gramos y cultivar cuatro plantas por persona mayor de 18 años.

Se espera que el proyecto de ley sea firmado por el presidente de Malta, George Vella, y entre en vigor a finales de esta semana.

El Proyecto de Ley No. 241 buscaba establecer “la despenalización limitada de ciertas actividades relacionadas con el cannabis para permitir un equilibrio entre la libertad individual en el uso personal limitado y responsable del cannabis y otros requisitos sociales”.

Pero el consumo en público seguirá siendo ilegal, sólo se podrá consumir en público si es con fines médicos.

Hacerlo frente a un niño será sancionado con una multa de hasta 500 euros. Más de los siete, y hasta 28 gramos, el poseedor se arriesga a ser multado con 100 euros (unos 113 dólares).

Malta, país tradicionalmente conservador en cuestiones sociales, ya había despenalizado en 2015 la posesión de pequeñas cantidades de cannabis y en 2018 adoptó un marco legal, cuyo objetivo es el de convertirse en un centro de producción de cannabis con fines terapéuticos.

Otros países europeos

Prevén hacer lo mismo que Malta, Luxemburgo había anunciado en octubre de 2021 la intención de autorizar el cultivo de marihuana en los hogares y su consumo en el ámbito privado, mientras que el nuevo gobierno alemán considera legalizarlo para uso con fines recreativos.

Italia probablemente decidirá si despenaliza o no el cannabis en un referéndum el próximo año, después de que los grupos de campaña lograron reunir las 500.000 firmas necesarias para forzar una votación.

En Holanda, la posesión, el consumo y la venta al por menor de hasta cinco gramos de cannabis es tolerada desde 1976 en las “coffee shops”. Por su parte, España admite la producción para consumo personal, aunque su comercio como consumirlo en público están prohibidos.

Fuentes: euronews, cnn