Cultura

Marihuana, droga o medicamento

Durante el siglo XlX y hasta principios del siglo XX varias de las sustancias que hoy
en día se prohíben y criminalizan en México eran usadas como medicamentos y no
requerían de restricciones legales. No eran un problema para la salud pública
dentro del territorio mexicano. El opio, la morfina, la heroína, la marihuana e
incluso la cocaína eran parte de la oferta terapéutica disponible para la sociedad
mexicana. De las mencionadas, el opio era el más empleado, se usaba en cientos de
preparados, sin embargo muchas otras recetas incluían sustancias que hoy en día
se encuentran prohibidas y/o reguladas.

En la segunda mitad de siglo XlX la sociedad farmacéutica de méxico consideraba a
la hoja de coca como desparasitante y como tónico estimulante general, a la
cocaína como un analgésico, a la codeína y la morfina como sedantes; y al opio lo
consideraba un elemento indispensable para la elaboración de distintas
preparaciones farmacéuticas.

El uso medicinal de estas sustancias puede constatarse a detalle en bitácoras
médicas y en formularios y recetarios de farmacias y boticas durante todo el siglo
XlX, conforme se acercaba el siglo XX y durante las primeras décadas de éste, las
necesidades y los usos medicinales se mantenían, pero las restricciones
aumentaban.

Desde la década de 1860 eran comunes en la prensa de lo que hoy es la ciudad de
México anuncios en los que se publicitaba el uso medicinal de esta planta: “cigarros
indios de cannabis indica” comercializados por grimault y compañía,
“farmacéuticos en parís” durante estos años la cannabis sativa era más conocida
por sus efectos medicinales que por sus efectos lúdicos y uso en rituales en los que
los indígenas incorporaron el uso de la planta, estas últimas dos eran poco
comunes ya que comenzaban a aparecer entre los miembros de algunos sectores
marginales.

Tres décadas después de haber aparecido la primera edición de la farmacopea de la
sociedad farmacéutica, el instituto médico nacional, mediante el curso de historia
de drogas, escrito por el Dr. Juan Manuel Noriega, seguía reconociendo diversos
usos medicinales de la marihuana.

En las primeras décadas del siglo XX el enfoque de la prensa con respecto al
cannabis se tornaron más a propagar prejuicios sociales sin prestar atención a los
usos medicinales de la marihuana. La prensa no parecía estar interesada en darle
un enfoque periodístico serio al tema del cannabis. Esto provocó que las
regulaciones existentes relacionadas al comercio del cannabis aumentaran hasta
convertirse en dispositivos legales monopolizados por el derecho penal. Estos
dispositivos se convirtieron paulatinamente en mecanismos de control social
provocando que algunos medicamentos se convirtieran en drogas peligrosas, y
objeto de rechazo por parte de algunos sectores de la sociedad mexicana.

Un pensamiento en “Marihuana, droga o medicamento

  1. Juan dice:

    Que mal que sea ilegal algo tan necesario para la salud de la gente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *