Cannabis, Industrial, Internacionales, Sin categoría

Marruecos, la legalización de cannabis con fines terapéuticos

Marruecos, principal productor de cannabis del mundo, ha mantenido desde su independencia una política de prohibición estricta del cultivo, transformación y consumo de esta planta, según la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.

El Gobierno de Marruecos pretende ahora cambiar dicha realidad y apostar por la legalización de la planta, permitiendo un cultivo lucrativo.

El texto, según informa el portal France 24, también prevé el establecimiento de una Agencia Nacional, que monopolizará toda la actividad relacionada con el cannabis.

Ésta será la responsable de implementar la estrategia estatal para el cultivo de cáñamo indio, su procesamiento y comercialización para necesidades médicas, farmacéuticas o industriales.

Reglas para agricultores

Se delimitarán por decreto las zonas donde estará permitido el cultivo y los agricultores deberán organizarse en cooperativas autorizadas que venderán su producción a la agencia estatal.

La agencia será la única interlocutora de los organismos internacionales y representará los respectivos departamentos y servicios interesados.

Esto puede causar un gran impacto en el norte de Marruecos, alberga un reto para la industria farmacológica europea y española.

Así sucedió con otros países productores como Canadá, Estados Unidos y Tailandia.

El negocio mundial del cannabis está valorado en 300 000 millones de euros y está creciendo anualmente a un 30 %, ascenso aún más pronunciado en Europa, de un 60% según del Ministerio del Interior marroquí.

Un negocio mundial

La legalización del cannabis supone una oportunidad de negocio de gran relevancia para España, que es el segundo productor de opio legal del mundo y un importante productor de cannabis terapéutico en Europa.

Supone, por tanto, una buena oportunidad para las empresas españolas con experiencia en el cultivo de estupefacientes, así como para la industria farmacéutica española, que puede situarse en una buena posición en medicación asociada a estupefacientes.

Fuente: icex