Cannabis, Cultivo, Internacionales

Pakistán, celebra su primera cosecha de cáñamo legal

Un alto funcionario del gabinete paquistaní participo en la primera cosecha de cáñamo en un evento ceremonial para las primeras plantas de cannabis legales del país bajo el nuevo programa del gobierno para el cultivo.

El ministro de Ciencia y Tecnología, Shibli Faraz, celebró la cosecha en la Universidad de Agricultura Arida Pir Mehr Ali Shah, que está autorizada para cultivar cannabis con una licencia emitida por el ministerio.

Además del Ministerio de Ciencia y Tecnología, la decisión del gabinete de permitir la producción de cáñamo se tomó en conjunto con el Ministerio de Agricultura, el Ministerio de Salud y la Junta Federal de Ingresos.

La agricultura moderna

Las plantas de cáñamo que Faraz ayudó a cosechar se plantaron en agosto y el CBD se extraerá del cultivo.

Se plantaron cuatro variedades de cáñamo y Faraz dijo que también se utilizará para fabricar textiles y papel.

Fawad Chaudhry, quien anteriormente dirigió el ministerio de ciencia y tecnología y ahora se desempeña como ministro de información y radiodifusión, comento:

“Esta obra maestra de la agricultura moderna le dará a Pakistán la oportunidad de ingresar a la industria multimillonaria”.

 

“El cáñamo también puede influir mucho en la importación y exportación. Los productos que están hechos de cáñamo son más rentables que el cáñamo en sí”.

Relató el ministro de Ciencia y Tecnología, Shibli Faraz durante el acto ceremonial.

«Los productos hechos con cáñamo pueden generar ganancias hasta diez veces mayores que el medicamento original», recalcó el ministro Faraz, quien fue participe del momento en que se sembraron las semillas.

Como tal, el programa de cannabis plantea producir la planta en variedades no psicoactivas para elaborar productos terapéuticos y/o exportar como materia prima.

Lo que representa una nueva actividad económica que genera numerosos empleos y significativos ingresos de hasta mil millones de dólares.

Colaboración con otros países

Shibli Faraz dijo en septiembre que se están estableciendo productores de cáñamo en Jhelum, Peshawar, Chakwal e Islamabad.

Él dice que el cannabis podría servir como una alternativa lucrativa al algodón, que requiere un trabajo más intensivo para cultivar y procesar.

En otro desarrollo de cannabis en Oriente Medio, una empresa de cannabis alemana está trabajando para finalizar un acuerdo para producir productos de marihuana en Afganistán después de que el régimen talibán tomó el control del país tras la retirada militar de Estados Unidos.

Fuente: ciudadcannabis