Cannabis

¿Qué tanto sabes acerca de extracciones de cannabis?

 

Desde hace siglos, el cannabis se ha empleado para tratar todo tipo de dolores musculares y articulares aplicando masajes, ungüentos y pomadas en las zonas afectadas. El cannabis es eficaz para tratar reumas, golpes y contracturas, ademas de un tratamiento auxiliar para artritis, fibromialgia o tendinitis, entre muchas otras afecciones. Una de las maneras más fáciles para aplicar el cannabis vía tópica es mediante la extracción de los principios activos de la planta con alcohol. Existen diferentes métodos de extracción y según las necesidades y gustos que se tengan pueden utilizarse diversos métodos.

Las extracciones cannábicas son procesos que se emplean para concentran los cannabinoides de la planta y desechar la mayor cantidad posible de materia vegetal. El hachís y el BHO son extracciones, pero existe una gran diferencia entre ambas que quizás no conoces.

Las extracciones se diferencian por la técnica empleada y se clasifican en dos tipos: mecánicas y químicas.

Las mecánicas son el resultado de aplicar procesos físicos para separar los cannabinoides de la materia vegetal, mientras que  las químicas emplean procesos químicos.

Entre las técnicas mecánicas encontramos procesos clásicos como la extracción en seco con mallas tamizadoras, una técnica muy común para elaborar el hachís en todo el mundo; la técnica Ice-o-lator, también en seco pero esta vez con hielo; o el Fresh Frozen, elaborado a partir de la planta congelada sin secar. En los últimos tiempos se han puesto de moda otras técnicas como el Rosin-Tech, para la que sólo hace falta una plancha de pelo y papel de horno.

Por su parte las extracciones químicas incluyen la utilización de alguna sustancia que actúe de solvente. Las técnicas de extracción químicas suelen alcanzar una pureza de cannabinoides superior a la de las técnicas mecánicas. Es el caso el BHO, que utiliza butano para llevar a cabo extracciones de THC que superan el 60% de concentración. También entran en esta clasificación las extracciones con etanol para hacer tinturas terapéuticas.

La lista de técnicas es larga y la mayoría de procesos se pueden llevar a cabo en casa si uno cuenta con los materiales necesarios. Pero ojo, en el caso de las extracciones químicas hay que llevar cuidado con qué solventes utilizamos y asegurarnos de que no contienen sustancias tóxicas, pues éstas pueden acabar en la extracción que consumiremos.

En cannademia ofrecemos un taller en línea donde puedes aprender a hacer extracciones sencillas utilizando alcohol con materiales que puedes conseguir fácilmente, registrate gratis aqui y no te pierdas todos los talleres gratuitos que estaremos compartiendo contigo.

fuente: Cañamo.net

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *