fbpx

Sin categoría¿Sabes qué es la cromatografía y que tiene que ver con el cannabis?

mayo 20, 20200

Seguramente alguna vez te has preguntado ¿cómo puedes saber cuánto porcentaje de algún cannabinoide (thc, cbd, etc) contiene un extracto, una flor o algún producto de cannabis? Bien, pues la respuesta al misterio se encuentra justo aquí.

La cromatografía es un proceso de separación de las partes y componentes individuales de una mezcla. Su uso ha sido de importancia para múltiples diseños experimentales, especialmente dentro de los laboratorios.

La función básica de la técnica cromatográfica es, separar, purificar, cuantificar los componentes de una muestra, ya sea celular, molecular o genética.  Existen diversas historias sobre cómo fue descubierta, sin embargo, se le atribuye generalmente al botánico ruso MIkhail S. Tsvet, ya que, en 1901 Tsvet logró separar una mezcla de pigmentos de plantas, en particular la de los carotenoides y las clorofilas, en una columna de carbonato de calcio. Años más tarde aplicó la cromatografía a un extracto de yema de huevo en una columna de inulina.

Debido a que Tsvet divulgó sus investigaciones en el idioma ruso, haciendo uso de una revista de divulgación con poco alcance, no fue hasta los años 30 cuando otros investigadores tuvieron acceso a sus avances y pudieron retomar el desarrollo de la cromatografía.

Uno de los primeros en retomar esta investigación fue el Ingeniero Leroy Palmer quien investigaba los carotenoides presentes en animales utilizando productos como leche o mantequilla, Palmer además de ello es quien describe por primera vez, la metodología de la cromatografía, abriendo puertas a la investigación del método por los siguientes años hasta la actualidad.

En 1931 un grupo de investigadores, empleó la técnica para el análisis de pigmentos de plantas, confirmando los primeros trabajos de Tsvet. Desde entonces la cromatografía ha evolucionado

A partir de ese momento, y durante los años siguientes, las técnicas de cromatografía comenzaron a desarrollarse. Las mejoras de las técnicas ya existentes y el desarrollo de nuevas técnicas fue continuo:

  • 1931 – Redescubrimiento de la Cromatografía por Kuhn y Lederer.
  • 1941 – Cromatografía de reparto por Martin y Synge.
  • 1944 – Cromatografía de papel por Gordon, Consden y Martin.
  • 1947 – La Comisión de Energía Atómica, de los Estados Unidos, dio a conocer información sobre el uso de la cromatografía de intercambio iónico para la separación de productos de fisión nuclear.
  • 1952 – Cromatografía de gas-líquido por Martin y James.
  • 1956 – Cromatografía de capa fina por Stahl.
  • A partir de 1956 – Gracias a los avances de las nuevas técnicas comienza a desarrollarse la teoría de la separación cromatográfica.
  • 1959 – Cromatografía de filtración en gel por Porath y Flodin.
  • 1960 – Comienza el desarrollo del HPLC.
  • 1962 – Se utiliza por primera vez la Cromatografía de Fluidos Supercríticos.

En la actualidad la cromatografía es uno de los métodos más utilizados para determinar la concentración de cannabinoides en una planta y valorar si es segura para el consumo, ya que también se usa para saber si contiene pesticidas o alguna sustancia peligrosa. Esto ha hecho que la cromatrografía sea una parte importante del mercado del cannabis y sus nuevas regulaciones. Ya que tener certeza de los componentes en una muestra permite una mejor dosificación al consumirla.

El mercado del cannabis crece rápidamente de manera exponencial, gracias a la legalización de la marihuana medicinal y recreativa en muchos lugares del mundo. Un ejemplo de ello es Estados Unidos,  donde cada vez más estados legalizan ambas formas de consumo de cannabis.

Canadá, elevó el listón aún más al aprobar la legalización del cannabis a nivel nacional, que entro en vigor a finales de octubre de 2018. Como consecuencia, los estados y provincias están exigiendo que todos los productos del cannabis cumplan con determinadas regulaciones y sean analizados para garantizar la seguridad de los consumidores.

Muchas de estas regulaciones exigen que los cultivadores analicen sus plantas para determinar la presencia de plaguicidas, solventes y metales pesados. Analizar la intensidad y el contenido de cannabinoides es otro paso importante exigido por las regulaciones.

En la actualidad un gran número de marcas que venden y distribuyen productos con cannabis, los someten a estudios de cromatografía para comprobar la concentración y niveles de algunos cannabinoides, pero hoy en día esta práctica no es exclusiva de las grandes empresas, ya que existen métodos que permiten que cualquier persona pueda realizar un test para averiguar la concentración de componentes. Si quieres saber más sobre este tema, no te pierdas nuestro próximo taller de cromatografía donde aprenderás mucho más al respecto, queda poco tiempo inscríbete y no te pierdas ninguno de nuestros talleres.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

© Cannademia 2019