Cannabis, Legalización

Terminaron 101 años de prohibición del uso adulto de Cannabis.

En un día histórico no solo para los consumidores de Cannabis, si no para la sociedad en general, la Suprema Corte de Justicia de la Nación ratifica que el modelo de prohibición absoluta contenida en la Ley General de Salud entraña una restricción desproporcionada al derecho al libre desarrollo de la personalidad de los consumidores de Cannabis.

Poniéndole fin a un largo proceso judicial, el cual dio inicio en noviembre del 2015 con la sentencia favorable (237/2014) la cual fue resuelta por la primera sala del máximo tribunal, posteriormente le siguieron 4 resoluciones en el mismo sentido, creando la Tesis Jurisprudencial (Constitucional): 1ª/J. 10/2010 Libro 63, febrero 2019, Tomo 1.

 

Fue así que el día 31 de enero de 2019, el Pleno de la SCJN admitió a trámite la Declaratoria General de Inconstitucionalidad 1/2018, planteada por la Primera Sala, y lo comunicó al Congreso de la Unión, por conducto de la Cámara de Senadores y Cámara de Diputados, dándoles un plazo de 90 días, sumado a dos prorrogas que otorgo excepcionalmente la SCJN a ambas Cámaras, siendo el 30 de abril el último día para que el congreso modificara o regulara respecto al tema.

Cumplido el plazo Ambas cámaras hicieron caso omiso a dicha orden judicial por parte de la SCJN, por lo que basado en términos del artículo 107, fracción II, tercer párrafo de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la SCJN se pronunciará respecto a los artículos violatorios a derechos humanos (artículos 235, último párrafo y 247, último párrafo de la Ley General de Salud).

8 de los once ministros (Norma Lucía Piña Hernández [ministra encargada del proyecto], Margarita Ríos Farjat, Javier Laynez, Alfredo Gutiérrez, Juan Luis González Alcántara, Fernando Franco, Arturo Zaldívar y Luis María Aguilar) votaron a favor de la Declaratoria General de Inconstitucionalidad.

El Pleno determinó que debían invalidarse con efectos generales los artículos 235, último párrafo y 247, último párrafo, de la Ley General de Salud, en las porciones que establecían que la Secretaría de Salud sólo podría autorizar la realización de actividades relacionadas con el autoconsumo del estupefaciente cannabis y el psicotrópico THC “para fines médicos y científicos”.

La Corte explicó que con esta declaratoria se remueve el obstáculo jurídico para que la Secretaría de Salud atreves de COFEPRIS, autorice las actividades relacionadas con el autoconsumo de cannabis y THC como sembrar, cultivar, cosechar, preparar, poseer y transportar, con fines recreativos, respetando de esta manera el derecho al libre desarrollo de la personalidad, excluyendo todo acto de comercio.

 

s

 

 

La autorización tiene también como obligación no afectar a terceros, por lo que no deberá ser ejercido frente a menores de edad ni en lugares públicos donde se encuentren personas que no hubieran brindado su autorización. Asimismo, se deberá precisar que no está permitido conducir vehículos u operar máquinas peligrosas bajo los efectos de esas del THC o sus derivados, ni realizar, en general, cualquier otra actividad bajo los efectos de esas substancias que pueda poner en riesgo o dañar a terceros.

Cabe aclarar que las penalidad siguen vigentes, pues no se modificaron los artículos del código penal por lo que la persona que no cuente con su autorización sanitaria estará cometiendo delitos contra la salud y podrá ser privada de su libertad.

El comunicado de prensa lo puedes leer aquí , no te pierdas el próximo viernes 2 de julio una transmisión especial en vivo desde Cannademia, donde explicaremos más a detalle en que situación nos encontramos y trataré de responder todas las dudas que tengas sobre cualquier tema legal, acompáñanos y cultiva tus derechos.

 

 

Fuente: internet2.scjn.gob.mx

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *